Hurgarse la nariz: ¿cómo quitarle esta manía a mi hijo?

154

La rinotilexis, nombre que recibe el acto de hurgar la nariz, es una de las manías más desagradables pero habituales que se presentan en la infancia, pero también en la adultez.

En muchas ocasiones, este mal hábito se adquiere mediante la imitación, pues muchos adultos lo realizan como un acto inconsciente frente a los niños.

Aunque en muchas ocasiones, picarse la nariz puede ser producto de la molestia que genera la mucosidad seca y, los niños, para aliviar la picazón recurren a usar el dedo en lugar de sonarse con un pañuelo. En otros casos puede deberse a un tic adquirido desde que eran bebés, cuando descubren que pueden tocar por sí mismos su propia nariz.

Algunos profesionales de psicología y psiquiatría aseguran que hurgarse la nariz puede ser un comportamiento similar a comerse las uñas, arrancarse el cabello (tricotilomanía), morderse los labios o pellizcarse.

Y es que más allá de que se trata de una costumbre antiestética y mal vista socialmente, es peligrosa por el daño que pueden tener las fosas nasales hasta el punto de presentar sangrado.

Es posible eliminar esta manía

En primer lugar, debemos identificar cuál es la causa: podemos encontrar que se debe al aburrimiento, la costumbre o la incomodidad. De igual manera, sea cual sea debemos hacerle ver que se trata de un hábito que no está bien visto y que no se debe hacer en privado y mucho menos en público.

Muchas veces puede producirse al no saber cómo usar los pañuelos, de manera que puedes intentar enseñándoselo. Puedes fomentar, también, el lavado nasal diariamente y así evitar el exceso de mucosidad.

Ahora bien, si es una acción a la que recurre durante el aburrimiento, puedes buscarle una actividad que le distraiga para corregir este acto inconsciente.

A pesar de que la idea es erradicar por completo la rinotilexis, procura mantenerle las uñas cortas y limpias para evitar cortes y futuras infecciones mientras se desacostumbra por completo.

El riesgo de hurgarse la nariz en tiempos de pandemia

La nariz es uno de los principales accesos que tienen los virus para ingresar al cuerpo. Cuando se realizan heridas o cortes en la delicada piel interna de la nariz, es mucho más sencillo que las infecciones ingresen a través del conducto capilar, aumentando las posibilidades de que los gérmenes de las manos se transmitan directamente a la nariz.

Los niños aún no tienen una conciencia tan desarrollada como los adultos frente al COVID-19, de manera que no tienen la precación a la hora de tocar objetos de no ser por sus padres. El contacto de las manos con elementos infectados y luego con la nariz, es potencialmente peligroso para el contagio por coronavirus.

Ten en cuenta que esto no se corrige reprendiendo al menor, porque puede que incluso arraigue más esa cosumbre a su personalidad. Expertos recomiendan tratar el tema con calma explicándole por qué no debe hacerse, y teniendo la seguridad de que nos va a entender.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Qué influencia tiene el frío sobre la salud de los niños?

Muchas son los creencias en torno al frío, los virus y los niños que se heredan de generac…