Psoriasis, una enfermedad crónica de la piel en los niños

300

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Si tu hijo se rasca insistentemente la piel y ves que tiene manchas rojas muy localizadas, tal vez se trate de psoriasis.

La psoriasis no es lo mismo que dermatitis, varicela o sarampión. Las manchas que salen son como unas placas llenas de escamas. Se trata de una enfermedad crónica.

La psoriasis es una enfermedad de la piel. Aparece cuando se acumulan células dérmicas en la superficie cutánea. No es una enfermedad contagiosa, pero sí es crónica. Puede desaparecer y volver a aparecer más adelante. Hasta el momento no tiene cura, sin embargo, existen tratamientos muy eficaces para mitigar los síntomas. 

Síntomas de psoriasis infantil

La psoriasis produce dolor, picor o comezón y la zona afectada se reseca y a menudo presenta grietas que pueden sangrar.

Esta enfermedad afecta a niños y adultos de ambos sexos y no suelen darse casos antes de los dos años de edad. Sin embargo, la mayoría de brotes aparecen tras la pubertad.

«La psoriasis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero afecta sobre todo al cuero cabelludo, rodillas, codos y torso«;

afirman especialistas.

Muchos de los niños con psoriasis presentan también baja autoestima y necesitan el apoyo constante de los padres e incluso ayuda psicológica de algún especialista.

Causas de la psoriasis en los niños

Existe un fuerte componente genético. Los hijos de padres con psoriasis tienen un 50% de posibilidades de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, se desconocen las causas concretas que la provocan.

Se trata de una enfermedad autoinmune por la cual los linfocitos T atacan la piel sana como si trataran de curar una herida o combatir una infección. Las células de la piel llegan a mayor velocidad a la superficie y se acumulan formando las manchas rojas y llenas de escamas.

Factores que pueden empeorar la enfermedad

  • El estrés emocional
  • La obesidad
  • Una infección, como la faringitis, ya que activa una respuesta del sistema inmunológico.
  • El clima frío. Está demostrado que el sol, siempre de forma moderada, beneficia al niño con psoriasis.
  • Infecciones de la piel, como las quemaduras solares o los arañazos. 

Existen muchos tratamientos para esta enfermedad. Todo dependerá en gran medida del tipo de psoriasis que tenga tu hijo.

Existen tratamientos tópicos, cremas con corticoides que se aplican directamente sobre la zona afectada, como también shampoos especiales y hasta la fototerapia. Pero la recomendación primera es ir al dermatólogo pediatra.

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

Rebeldía de los niños a la hora de comer ¿Cómo evitarla?

La rebeldía de los niños a la hora de comer se hace muy presente cuando tu hijo comienza s…