Todo acerca de la ansiedad en niños y adolescentes

353

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

La ansiedad es una respuesta natural, utilizada como mecanismo de defensa y de supervivencia ante dificultades percibidas por todos los seres vivos. Esto, sobre todo cuando sentimos que nuestra vida corre peligro o se siente amenazada por un agente estresor y se manifiesta en forma de malestar (como hablar en público o cuando presentamos una prueba).

“El problema se presenta cuando esa preocupación y ese miedo resultan muy intensos, excesivos y continuos interfiriendo con la vida cotidiana, pudiéndose convertir de esa forma en un trastorno“.

Puede presentarse en todas las etapas del desarrollo (niñez, adolescencia, adultez), y a diferencia de lo que comúnmente se piensa, puede adquirir una importancia fundamental en la niñez.

“Pese a ser una de las problemáticas que más se presentan en la niñez, son las que menor asistencia a consulta presentan”.

El nivel de sufrimiento “en silencio” que padecen los niños es grande, conlleva a repercusiones emocionales, sociales y académicas importantes y si no es tratada a tiempo puede desarrollar una evolución significativa en la adultez.

Es natural que en determinadas etapas del ciclo vital de los niños se presenten ciertos miedos evolutivos tales como:

  • 1 año: separación de él mismo de los padres, al inodoro, a personas extrañas.
  • 2 años: a ruidos fuertes, oscuridad,  animales grandes.
  • 3-4 años: a máscaras, oscuridad, separación de él mismo de los padres, ruidos.
  • 5 años: a la oscuridad, gente “mala”, lesiones corporales.
  • 6 años: a fantasmas, brujas, oscuridad, dormir solos, separación de él mismo de los padres, relámpagos.
  • 7-8 años: a sucesos transmitidos en medios de comunicación, seres  sobrenaturales, lesiones corporales.
  • 9-12 años: al rendimiento académico, muerte, aspecto físico, exámenes.

Sin embargo si determinas que estos miedos u otros son extremos y afectan la tranquilidad de tu [email protected], puedes acudir a ayuda profesional en donde a través de una entrevista con el niño se podrá evaluar:

  • Edad y conciencia del problema
  • Motivación
  • Expectativas sobre el tratamiento
  • Evaluación de la comunicación
  • Empatía con el niño
  • Explicar que es un psicólogo, cómo trabaja y qué hacemos en terapia

En la entrevista con los padres, generalmente se evalúa:

  • Contacto social habitual
  • Se toca algún tema intrascendental para evaluar lo anterior y niveles de ansiedad
  • El motivo de consulta
  • La metodología de trabajo
  • Se resuelven dudas
  • Se generan instrucciones acerca de lo que le van a decir al niño para traerlo a terapia, ya que éste solo hecho puede generar aún más ansiedad
  • Se pedirán tareas

En la primera valoración con un adolescente se tendrá en cuenta:

  • Primer momento con padres y adolescente
  • Asegurar que si no desea venir a consulta no lo hará
  • Que lo que cuente es totalmente privado
  • Hacer preguntas abiertas, que cuente lo que desee
  • No presionar para centrarse sólo en el tema de consulta de los padres
  • Generar demandas

Para comenzar a ayudar a tu hijo en el tratamiento de los diferentes trastornos por ansiedad en la infancia puedes tener en cuenta los siguientes aspectos:

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

  • El niño no siempre es capaz de darse  cuenta de lo irracional de la conducta  (cuanto menos edad menor capacidad)
  • Es poco frecuente en la infancia
  • Aparece principalmente al comienzo de la pre-adolescencia (12-13 años), pero puede existir en niños más pequeños
  • Muestra una severidad igual o mayor que en los adultos
  • Es más frecuente en varones
  • Tendencia a implicar a padres y hermanos
  • Los niños suelen mostrar una fuerte resistencia a informar acerca de sus síntomas (por lo tanto es difícil utilizar métodos de autoevaluación)
  • Pueden no ser colaboradores en el proceso terapéutico
  • Se pueden utilizar diversas técnicas que aprenderás con el profesional de apoyo, tales como: exposición en vivo con prevención  de respuesta, parada y distracción de pensamiento

Fuente: Psicóloga.co

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

A mayor exposición a pantallas, menor desarrollo infantil

Entre más tiempo pase tu hijo menor de 5 años frente a la pantalla de un dispositivo elect…