Los niños que consumen frutas y vegetales son menos propensos a la obesidad

Por: Redacción Pediatría y Familia

El primer estudio en Puerto Rico que provee datos sobre el consumo de frutas y vegetales entre los niños de escuela elemental encontró una deficiencia considerable en su consumo real y la percepción de los menores sobre su asociación con las recomendaciones nutricionales.   

Aunque los niños reportaron una preferencia marcada por las frutas, muy pocos las consumen diariamente, discrepancia que también se observó con el consumo de vegetales.

El estudio recomendó la implementación la promoción de programas nutricionales que fomenten el consumo de frutas y vegetales en la dieta diaria de los niños.  Aunque no se logró asociar directamente la obesidad infantil por la ausencia de frutas y vegetales en su dieta, tampoco se logró  derrotar esa teoría.

En la última década la obesidad infantil en Puerto Rico ha ido en aumento y, aunque son muchos los aspectos que contribuyen, una dieta baja en frutas y vegetales podría contribuir.  El objetivo principal del estudio transversal fue comparar su consumo con el índice de masa corporal por edad y con las percepciones especificas entre los estudiantes bajo estudio.  La población bajo estudio estuvo compuesta por niños entre primero y sexto grado, de las escuelas públicas y privadas en Cayey, Puerto Rico.  

El método utilizado fue un muestreo por conglomerados estratificado en dos etapas (n=251).  La información se recogió a base de una entrevista persona, peso y medida.  Se utilizaron las pruebas de ji-cuadrada y Fisher para comparar las proporciones.  

El 87% de los encuestados perciben comer saludablemente. El 98% dijo gustarle las frutas, aunque solo un 22% las consume.  Además, el 58% le gustan los vegetales, ante solo un 11% los comen a diario.

De los 83% que dicen comer saludablemente, 88% están sobrepeso.  Es decir, ante una baja frecuencia en el consumo de frutas y vegetales, existe discrepancia entre el consumo actual y lo que es lo ideal.

El estudio fue financiado por la Agency for Healthcare Research and Quality del U.S. Department of Health & Human Services y el Instituto de Investigación de Servicios de Salud de Puerto Rico, Universidad de Puerto Rico.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Alimentación Infantil
Los comentarios están cerrados.

Lea también

El experimento con el que un niño logró que su familia consumiera menos azúcar

Cuando Matthew Carter, de 12 años, vio la cantidad de azúcar que contenía su bebida gaseos…