¿Qué es el síndrome de la confusión del pezón y cómo solucionarlo?

168

La alimentación de los niños puede suponer para muchos un reto enorme por las variantes que se pueden presentar, desde una succión incorrecta del pezón, hasta complicaciones en la transición del pecho al biberón.

Esta condición se presenta con frecuencia en bebés prematuros que rechazan el pecho, por preferir el biberón. Y es que para nadie es un secreto que el modo de succión de un biberón es diferente a la del amamantamiento. Si un recién nacido presenta esta confusión, puede causar daños en el pecho de la madre y alimentarse inadecuadamente.

Este rechazo se manifiesta mediante el llanto, la inquietud y el apartarse con las manos del pecho. Con frecuencia, los niños suelen moverse de un lado a otro sobre el pezón haciendo ruidos, pero sin llegar a sujetarse de él correctamente. La situación es igual de estresante para los padres y para el bebé.

Adelantar el uso de chupetes o biberones puede causar confusión

En muchas ocasiones, se suele entregar chupetes y tetinas para calmar a los bebés en medio del llanto. La succión de estos elementos, por lo general, requiere menor esfuerzo de succión por parte del bebé. Esto es lo que puede provocar el rechazo.

Estas opciones se suelen utilizar, también, en un retorno laboral temprano. En los casos más extremos, se puede llegar a producir una huelga de lactancia en la que el pequeño rechaza ser amamantado, afectando la producción de leche materna. Esto, por lo general, puede causar mastitis.

Corrige el síndrome de confusión del pezón

Lo ideal es que no se le acerque al niños elementos de succión adicionales al pezón, por lo menos hasta que haya superado las primeras 6 semanas de vida. Si existe alguna condición que requiera que el pequeño sea alimentado a través de biberón durante los primeros meses, siempre se puede optar por tetinas de flujo lento que muestren más similitud con la lactancia natural.

De igual manera, una tercera opción es el uso de jeringuillas, colocando el dedo corazón en el paladar del bebé para que el niño succione y obtenga la leche.

Un aspecto importante a tener en cuenta, es que al bebé no le podemos obligar a recibir la leche del pecho. Él debe verlo comouna opción. El contacto de piel con piel siempre es un aspecto muy positivo para generar ese vínculo entre ambos. Lo ideal es que sea el pequeño quien busque la leche y la oportunidad de alimentarse de su madre.

En algunas ocasionesse pueden presentar pequeños avances de aceptación al pezón, pero con el paso de los minutos se pueden llegar a incomodar. Nuevamente, esto se debe al esfuerzo adicional que deben hacer para succionar y saciarse por completo. No está demás brindarle ayuda al pequeño para que el proceso sea más fácil y el bebé no se desespere.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Qué beneficios tiene el magnesio para los niños?

Más de la mitad del magnesio presente en el organismo, se encuentraen los huesos y en los …