Aprende a elegir la pijama del bebé

Redacción Pediatría y Familia

A la hora de dormir, los especialistas recomiendan seguir una serie de rutinas y pautas para que el bebé o el niño pasen una noche tranquila. Sin embargo, de lo que poco hablan es de la importancia que tiene el pijama para el pequeño. Por supuesto, en el mercado se nos presentan múltiples opciones para elegir la mejor. Sin embargo, como padres no es tan fácil tomar un decisión y usualmente, elegimos lo más bonito.

Se debe tener en cuenta que, en el caso de los bebés, pasan entre 16 y 17 horas del día que se reducirán hasta las 13 horas diarias cuando cumplen el primer año. Más allá de ser una simple prenda de vestir, al pequeño le debe brindar comodidad y calor. Es decir, la pijama debe permitirle al bebé el mayor movimiento posible, pues el hecho de que el niño duerma no quiere decir que va a permanecer quieto mientras descansa.

A medida que el bebé crece, los padres y cuidadores deben adaptarla a su rutina. Esto no solo es útil durante los primeros años, ya que es un saber básico que permanece hasta la edad adulta. Así, desde temprana edad el pequeño aprende que las rutinas nocturnas deben ser respetadas.

Por ese motivo y para asegurar el descanso ideal del bebé, te presentamos algunos consejos que puedes aplicar de manera inmediata.

Klim – 300

Aspectos para tener en cuenta:

Comodidad: Aunque ya mencionamos este aspecto, lo primero que se busca en la pijama del bebé es que le permita moverse sin restricciones. Además, debemos revisar la textura del material para prevenir irritación en la piel del niño, revisar si proporciona suficiente calor o si no lo calienta demasiado (especialmente durante los cambios de estación). Dentro de los materiales recomendados, los mejores son el algodón y el lino.

Practicidad: A la hora de cambiar de ropa al bebé o niño, lo ideal es hacerlo lo más pronto posible para evitar los cambios de temperatura. La primera opción es utilizar bodies con aberturas en la cintura, en caso de que el bebé este muy pequeño, porque así los cambios de pañal no requieren desvestir al bebé. Otras excelentes opciones son las pijamas con cierres o cremalleras y las que cubren los pies del bebé, pues le ayudan al pequeño a mantener su temperatura.

Edad del bebé: En las tiendas de ropa se venden pijamas de todos los modelos y tamaños. Sin embargo, aquellas pijamas de dos piezas solo se aconsejan cuando el niño tiene más de 9 meses. Hasta ese momento, usar tantas prendas les puede causar incomodidad o pueden no abrigarlos lo suficiente.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Claves importantes para cambiar el pañal del bebé

Redacción Pediatría y Familia Los bebés son seres maravillosos, llenos de ternura y amor. …