Los reflejos de los recién nacido

202

Los expertos definen los reflejos como una reacción muscular automática involuntaria que se manifiesta como una respuesta a algún estímulo externo y que van desapareciendo con el paso del tiempo. Quizás para nosotros como padres sean movimientos extraños, pero para los especialistas es una manera de medir su vitalidad y el nivel de desarrollo neruológico del pequeño.

Minutos después del nacimiento, el profesional somete al pequeño al conocido test de Apgar, mediante el cual determinan el nivel de tolerancia del bebé al nacimiento. Por lo general, estas pruebas se basan en darle al niño determinados estímulos para que pueda reaccionar de forma natural y esperada.

Como una relación inversamente proporcional, este tipo de reflejos van desapareciendo a medida que el pequeño va creciendo. Esto se debe a que cada día el pequeño va a estar realizando reacciones voluntarias con su nuevo entorno, acostumbrándose a él.

Los siete reflejos del recién nacido

  • Reflejo de búsqueda: Esta reacción se da cuando acariciamos o tocamos la comisura de los labios del bebé. El pequeño girará la cabeza para buscar ese estímulo en la dirección en que fue dada. Este estímulo es sumamente importante a la hora de la lactancia, ya que ayudará al niño a encontrar el pecho o el biberón. Este reflejo suele desaparecer a los 4 meses de vida.
  • Reflejo de succión: Cuando el paladar del bebé entra en contacto con algún factor externo (como el pezón de la madre), es común que el pequeño comience a succionar. Según los expertos, esta reacción involuntaria inicia desde la semana 32 del embarazo, pero es hasta la semana 36 que se desarrolla completamente, de ahí que la capacidad de succión de bebés prematuros sea tan débil.
  • Reflejo del Moro: También es conocido como el reflejo del sobresalto, y se manifiesta cuando el bebé se asusta por un cambio brusco de posición, un sonido fuerte o una luz intensa repentina. Como respuesta a este estímulo, el bebé echa la cabeza hacia atrás, abre los brazos y piernas para finalmente llorar. Este reflejo desaparece cerca de los 2 meses de vida.
  • Reflejo tónico del cuello: Se presenta cuando giramos hacia un lado la cabeza del bebé que está acostado boca arriba. El brazo del lado donde se orienta la cabeza se extiende derecho lejos del cuerpo con la mano abierta, mientras que el brazo contario se dobla y la mano se empuña fuertemente. Al girar la cabeza del pequeño hacia el otro lado, la posición se invierte. Para algunas personas, este reflejo es conocido como la posición de esgrima. Este reflejo suele durar entre cinco y siete meses.
  • Reflejo de prensión: Cuando acariciemos la palma de la mano de un bebé, notaremos que el menor empuñe la mano y la apriete con fuerza. Este reflejo desaparece entre los 5 y los 6 meses de vida.
  • Reflejo de Babinski. Cuando se acaricia firmemente la planta del pie, el dedo gordo se dobla hacia la parte superior del pie y los otros dedos se despliegan en abanico. Este reflejo es normal hasta aproximadamente los dos años de edad.
  • Reflejo del paso. Este reflejo también se denomina reflejo de caminar o de baile, porque pareciera que el bebé da pasos o baila cuando se lo sostiene erguido con los pies tocando una superficie sólida. Dura aproximadamente dos meses.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Leer a los bebés desde la cuna: beneficios a largo plazo

Leer en voz alta a niños pequeños es una de las maneras más efectivas de enriquecer el len…