Lo que no debes hacer mientras curas el ombligo del bebé

151

Pediatría y Familia

Es normal que no sepamos cómo actuar frente a los cuidados de un recién nacido, especialmente si somos padres primerizos, por eso, en pediatría y familia hablamos sobre los errores más comunes que se suelen cometer a la hora de curar el ombligo de los bebés.

La llegada a casa y enfrentar los cuidados solos, sin el acompañamiento de médicos especialistas, puede hacerte sentir un poco “fuera de base”, sin saber que está bien, que está mal o cómo proceder con exactitud.

De por sí, la pinza que ubican los doctores sobre el ombligo del bebé ya tiende a generar algo de impacto, además de que te repetirán muchas veces la importancia de la adecuada higiene de la zona, por lo que, tendrás muy presente en tu mente estas recomendaciones haciendo que sientas más presión de la que se siente al llegar con un bebé por primera vez a casa.

Como madre podrás oír cientos de consejos de técnicas para cuidar esta zona, las abuelas, por ejemplo, solían acudir a algunos tipos de fajeros o esparadrapos, sin embargo, hoy se sabe que no son muy convenientes, pues pueden ocasionar lesiones sobre la piel del bebé al ser tan sensible, o incluso pueden generar hernias o dificultad para respirar por la presión, además ¿Quién puede estar cómodo con una faja?

¿Cómo curarlo?

  • Lo mejor es acudir a copitos, (no bolas de algodón) junto con la solución que te hayan recomendado antes de salir del hospital.
  • No cubras el ombligo con el pañal, déjalo al aire libre, pues tapándolo aumenta la humedad y el riesgo de infección.
  • No coloques gasas mojadas con la solución encima del ombligo, se limpia la zona y se deja libre.
  • No experimentes con yodo u otros antisépticos sin ser recomendados por el pediatra, algunos de ellos se absorben a través de la piel y pueden no ser saludables.
  • No ejerzas ningún tipo de fuerza y no hales cuando limpias, en el momento correcto, se caerá por sí solo.

Como en todos los procesos de crecimiento de tu pequeño, el amor y la paciencia serán claves para superar cada etapa juntos.

Eso que escuchas de que crecen muy rápido es completamente cierto, así que no dudes en disfrutar cada instante, aprendiendo juntos y sin cuestionarte.

Mas sobre salud infantil en nuestras redes sociales, nos encuentras como @pediatriayfamilia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Crees en el flechazo del parto?

En el instante en el que la madre toma a su hijo en brazos por primera vez, se produce la …