¿Por qué es importante la prueba del talón para el bebé?

Redacción Pediatría y Familia

Para comprobar el estado de salud de los bebés, desde temprana edad se realizan diferentes chequeos y exámenes. Dentro de éstos se encuentra la prueba del talón, un estudio médico que hace a los recién nacidos con el fin de comprobar si padecen enfermedades, en su mayoría, metabólicas antes de que manifiesten los síntomas. En otros casos, la prueba del talón sirve para la detección temprana de anomalías congénitas como el hipotiroidismo.

Normalmente, la prueba del talón se lleva a cabo en el centro hospitalario en el que nació el bebé. La prueba se practica entre los primeros 7 y 24 días de vida del niño, aunque para algunos médicos el test debe llevarse a cabo sino el primer día, entre el 2° y el 5°. El examen consiste en la extracción de unas gotas de sangre que se depositan en un papel de filtro especial y se revisan en el laboratorio. Es decir, se trata de la primera punción que se le practica al niño durante su vida.

Las enfermeras y los profesionales de la salud están preparados para reducir el dolor del bebé. De ahí que la punción se considere como ‘superficial’. Sin embargo, la primera reacción instintiva del niño puede ser el llanto o el grito provocados por el mismo dolor o el miedo. Por ello, la madre debe estar cerca al niño cuando se realice esta prueba.

Klim – 300

¿Qué enfermedades detecta la prueba del talón?

Cada hospital y clínica tiene su propio protocolo de análisis. Aún así, dentro de los estándares internacionales, la prueba del talón sirve en la detección oportuna del hipotiroidismo (cuando el organismo produce menos hormonas de lo normal), hemoglobinopatías (diferentes afecciones de la sangre) o condiciones graves como la fibrosis quística (enfermedad genética caracterizada por el exceso de secreciones en pulmones, sistema digestivo y otros sistemas u órganos del cuerpo).

Los resultados de la prueba del talón que confirman o descartan cualquier diagnóstico se entregan entre las 6 y 8 semanas después de haber realizado el procedimiento. En algunos casos, se repetirá la prueba mientras que en otros, se remitirá a la madre y al niño a centros de salud especializados en este tipo de condiciones para iniciar el tratamiento y minimizar los efectos negativos sobre la salud del niño.

La importancia de la prueba del talón radica en el tratamiento oportuno y efectivo. Debido a que muchas condiciones y afecciones afectan el hígado y riñones, es imprescindible conocer los riesgos y afrontarlos. Además, si no se detectan a tiempo, las patologías pueden afectar el desarrollo físico y mental del niño o incluso, causarle una muerte en edad temprana.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Claves importantes para cambiar el pañal del bebé

Redacción Pediatría y Familia Los bebés son seres maravillosos, llenos de ternura y amor. …