¿Qué es el espasmo del sollozo?

1,222

La escena aterraría a cualquier padre: su bebé rompe en llanto y de un momento a otro, parece cansado, se pone azul o morado y deja de respirar durante algunos segundos. Esta pérdida de conciencia se conoce en medicina como espasmo del sollozo y no representa ningún riesgo para el niño.

De acuerdo con los especialistas, esta es una respuesta comportamental. Es decir, se deriva de la conducta del niño cuando no puede manejar su enojo o frustración y llora desconsoladamente. Durante este proceso, el bebé llena sus pulmones con tanto aire que la única manera de expulsarlo, sin ahogarse, es a través del llanto.

Por lo general, el espasmo del sollozo se manifiesta desde los primeros meses de vida y puede durar hasta los tres años. Sin embargo, el niño que los padece puede presentar episodios esporádicos hasta los seis años. Si para ese momento, el espasmo del sollozo persiste es obligatoria la visita al médico primario.

La duración de los episodios no es mayor a un minuto. Si bien, el bebé o el niño deja de respirar cuando tiene uno de estos espasmos, su corazón sigue latiendo. Inmediatamente después, el niño puede mostrarse somnoliento o cansado y a veces, no recuerdan lo sucedido.

Los pediatras recomiendanno prestar demasiada atención a los niños en estos episodios pues la conducta no podrá corregirse. Los niños deben darse cuenta que los berrinches no son una solución efectiva.
Existen dos manifestaciones comunes del espasmo del sollozo. Las describimos a continuación:

Espasmo de tipo pálido: en esta variante, el niño empalidece a causa de un susto o una impresión fuerte. Dependiendo de la situación, el pequeño puede llorar o no. Sin embargo, en todos los casos de este tipo, sí se pierde la conciencia. A veces también se producen movimientos involuntarios parecidos a una convulsión.

Espasmo de tipo ciánotico: este es el espasmo del sollozo más común. Son causados por la falta de control del pequeño sobre emociones negativas como la furia, el miedo o la frustración. Siempre está antecedidos por instantes de llanto muy fuerte y rápido hasta que el pequeño pierde la conciencia y se pone azul. Duran menos de un minuto y pueden asustar mucho a los padres, ya que el niño cae al suelo y realiza movimientos involuntarios que pueden confundir con una crisis epiléptica.

Generalmente, cuando los niños aprenden a controlar mejor sus emociones, los espasmos del sollozo desaparecen sin requerir tratamiento.  Los médicos recomiendan estar atentos a las señales que anteceden a las rabietas para calmar al niño antes de que se presente el espasmo del sollozo.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Todo sobre la reanimación neonatal

El programa de reanimación neonatal es un curso ofrecido por la Academia Americana de Pedi…