Razones por las que a tu bebé le suenan las tripas

285

Pediatría y Familia


Sobre todo para los padres primerizos cada sonido extraño o movimiento no tan común genera alertas y alarmas, por eso, muchos papitos suelen consultar con el pediatra porque consideran que el estómago de sus pequeños suena demasiado.

En pediatría y familia, hablamos sobre el tema y te explicamos si es una condición normal o si algo se esconde tras de estos sonidos

Los ruidos que tanto te preocupan se conocen como “ruidos hidroáereos” y forman parte del trabajo normal de la digestión que realiza tu niño al poner en funcionamiento tanto su estómago como sus intestinos.

Este tipo de sonidos o manifestaciones las podrás notar con mayor intensidad en pequeños menores de cuatro meses pues su aparato digestivo al igual que otras partes de su cuerpo se encuentra en un proceso de maduración.

Así pues, en la mayoría de los casos, no debe generar alarmas esta situación, sin embargo, como siempre lo recomendamos, no está demás la consulta con tu pediatra para siempre determinar las causas reales o para poder detectar a tiempo cualquier condición que pueda afectar el adecuado estado de salud de tus niños.

Entre las causas más comunes por las que pueden sonar las tripas de tu pequeño están.

  • Sistema digestivo inmaduro. Es la causa más común y como lo explicábamos anteriormente totalmente natural que desaparecerá en unos meses.
  • Ingestión delos alimentos. También hace parte del proceso digestivo natural que se pone en marcha para digerir los alimentos, suele ocurrir entre 1 o 2 horas posterior a la ingesta alimentaria.
  • Cólicos infantiles. En los lactantes este tipo de trastorno funcional gastrointestinal suele ser frecuente, para algunos algo pasajero y para otros pequeños es indispensable el apoyo con algún medicamento para controlar los molestos síntomas. ¡Consulta con tu pediatra la mejor alternativa, dosis y hora de tomas!
  • Hambre. Estos sonidos también pueden ser una señal hormonal del cerebro, que a su vez comunica a los intestinos para manifestarque hace falta la ingesta de alimentos, a ti que eres grande te ha ocurrido, claro que sí.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) usualmente un niño come 30 ml por cada Kg de peso. Es decir, un niño que pesa 8 Kg tendrá una capacidad gástrica de 240 ml, un dato interesante que publican en su informe “La alimentación del lactante y del niño pequeño”, un rango que te sirve para calcularla cantidad que ha ingerido tu pequeño y para determinar si esta es la causa de esos sonidos que tanto te alarman.

¿Cuándo encender las alarmas?

Si hay presencia de otros síntomas como llanto, diarrea, sangre en las deposiciones, vómito, estreñimiento o distensión abdominal debe ser evaluado de forma oportuna por el pediatra para determinar si alguna patología está generando estos signos.

Encuentra más información sobre la salud de tus pequeños en nuestras redes. Nos encuentras como @pediatriayfamilia.

Con información I Guía Infantil

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Tips para cuidar lo que sus hijos ven en la TV o Redes Sociales

La televisión enseña a los niños cosas incorrectas acerca de la violencia. Los adultos sab…