Conmoción cerebral en los niños: ¿Cuándo es grave y cuáles son sus efectos?

161

Pediatría y Familia

La conmoción cerebral es una lesión cerebral traumática que afecta las funciones del cerebro. Por lo general, los efectos son temporales, pero pueden consistir en dolores de cabeza y problemas de concentración, memoria, equilibrio y coordinación. 

La mayoría de los golpes en los pequeños los dejamos pasar de manera desapercibida pues son leves y al parecer no generan mayores consecuencias, en ocasiones pueden llorar un poco, pero unos minutos después todo está bien y vuelven al juego.

Sin embargo, debes tener cuidado y prestar atención, pues la conmoción cerebral en los niños puede suponer graves riesgos para la salud y aunque no lo creas, si el golpe fue producto de algún accidente o choque deportivo podría tardar hasta días en recuperarse de la contusión así no tenga signos de alerta visibles.

Los niños que regresan a la escuela después de una conmoción cerebral pueden requerir algunos ajustes en el aula, como una menor carga académica o un día escolar más breve. Si una actividad como leer o trotar causa síntomas, como dolor de cabeza, el niño debe tomarse un descanso, luego reanudar la actividad por períodos más cortos y trabajar gradualmente hasta los niveles previos a la conmoción cerebral a medida que mejoran los síntomas.

Signos de alarma

Si después de un golpe tu pequeño señala algunos síntomas o si tú los notas, tales como. dolor de cabeza, mareo, irritabilidad, sueño o cansancio excesivo, dificultad para prestar atención o problemas con su memoria, debes acudir de inmediato con tu médico para una revisión detallada.

En algunos casos, puede presentarse un síndrome pos conmoción cerebral es un trastorno complejo de los síntomas de conmoción cerebral que dura más que un período de recuperación normal. Y que ocasiona que los diversos síntomas, como dolores de cabeza y mareos, persisten por semanas y, a veces, meses después de la lesión que causó la conmoción que aparece después de un golpe en la cabeza.

Ante una conmoción es indispensable la valoración por parte de un especialista, pues, aunque en la mayoría de los casos la recuperación se da por s sola, ya hemos visto casos en los que puede afectarse el adecuado desarrollo o la movilidad de algunos miembros, dependiendo de lo fuerte que haya sido el impacto.

Entre los signos y síntomas de una conmoción cerebral se pueden incluir:

  • Dolor de cabeza o sensación de presión en la cabeza
    Náuseas o vómitos
  • Problemas de equilibrio o mareos
  • Visión doble o borrosa
  • Sensibilidad a la luz o al ruido
  • Sentirse lento, mareado o aturdido
  • Dificultad para prestar atención
  • Problemas de memoria
  • Desorientación
  • Lentitud en entender y responder a los demás
  • Problemas para dormir
  • Cambios de humor
  • Cambios en el comportamiento

Factores de riesgo

Entre las actividades que pueden aumentar el riesgo de sufrir una conmoción cerebral se incluyen:

  • Caídas, especialmente en niños pequeños y adultos mayores
  • Participar en un deporte de alto riesgo, como el fútbol, el hockey, el fútbol, el rugby, el boxeo u otro deporte de contacto
  • Participar en deportes de alto riesgo sin el equipo de seguridad y la supervisión adecuados
  • Sufrir un accidente automovilístico
  • Haber tenido conmociones cerebrales previas

Si sospechas que tu hijo tiene una conmoción cerebral, producto de lagun golpe por juego o por una actividad deportiva, busca ayuda médica de inmediato para determinar la gravedad de la condición, sigue sus guías de reposo y vigila cuidadosamente la recuperación de tu niño antes de volver al juego..

Con información Mayo Clinic

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Cuidados especiales durante los primeros días del bebé

La llegada del mundo de un recién nacido trae consigo un sin número de retos maravillosos …