Asustar a los niños para que sean obedientes no es la mejor idea

401

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Los padres, o más bien los adultos en general, tenemos la mala manía de asustar a los niños pequeños, principalmente con el objetivo de que obedezcan más.

Casi siempre lo hacemos pidiéndoles y hablando con ellos desde el chantaje. Soltamos frases como: ‘Te vas a quedar solo y vendrá a recogerte la policía’ o ‘Vámonos ya, que van a apagar todas las luces’ o como ‘Te voy a llevar al cuarto de las ratas’. Y así, es posible que hayas escuchado tantas frases como imaginación tienen los padres.

Lo peor de todo es que desgraciadamente estos mensajes no ayudan al desarrollo educativo del niño.

De hecho, todo lo contrario. Las consecuencias de utilizar esta estrategia en la educación de los pequeños pueden ser perjudiciales. Y es que, en definitiva, lo que conseguimos son niños miedosos, inseguros, con baja autoestima y poca aceptación de sí mismo.

Las consecuencias de hacerlo pueden derivar en:

  • Que el niño desarrolle una inseguridad y deje de confiar en él mismo.
  • Que nuestro hijo vaya creando un problema de autoestima baja.
  • Que desarrolle miedos( incluso fobias en ciertos casos) que les hagan sufrir tanto antes como en el momento en el que tienen que enfrentarse a la situación en cuestión que les angustia.

Por eso, debemos vigilar los comentarios que les hacemos a los niños (muchas veces ni nos damos cuenta las repercusiones que pueden tener en ellos).

En este caso, la mejor manera para actuar es ayudar al niño a adquirir algunos recursos que le permitan enfrentarse a esa situación. Incluso, en algunos casos cuando es posible, la visualización de lo que se va a encontrar puede ser una buena idea.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Beneficios de enseñar a los niños a montar bicicleta

Los niños que se acostumbran a ir en bicicleta van desarrollando un hábito saludable que s…