El sistema Braille

1,584

El sistema Braille permite a que los niños ciegos pueden leer y escribir con sus manos.

Se trata de un método lógico de puntos en relieve, distribuidos en 2 columnas de 3 puntos para cada símbolo o letra, por lo cual una persona ciega puede, a través del tacto de la punta de sus dedos, leer lo que, con un aparato especial denominado pizarra y un punzón, se diseñó anteriormente.

Es decir, es como leer y escribir con sus manos”.

Para empezar a utilizar el método Braille, es necesario que el niño tenga buena orientación espacial y un tacto entrenado. Debe dominar los conceptos arriba, abajo, derecha, u otros, el conocimiento de figuras geométricas elementales y siluetas sencillas y el conocimiento de los signos Braille.

La escritura del Braille puede hacerse de dos formas: manual o utilizando un teclado.

“La lectura se realiza primero colocando el libro en horizontal. Luego se colocan los dedos sobre el renglón, haciendo una pequeña presión. No se puede palpar, y hay que utilizar ambas manos independientemente”.

El proceso de alfabetización en Braille

La mayoría de niños ciegos logran beneficiarse de este método, aprendiendo a leer y escribir, lo que les permitirá adquirir la base para desarrollar y potenciar sus capacidades de aprendizaje e intelectuales. No obstante, para lograr el éxito en el aprendizaje de este sistema se deben dar los siguientes condicionantes:

  • Los profesores debe estar altamente especializados.
  • El aprendizaje debe valorar las capacidades de cada niño y su nivel adaptación al sistema.
  • Antes de aprender el sistema Braille, el niño deber adquirir una serie de destrezas básicas de lectura y escritura adaptadas a su discapacidad.

“Se puede considerar que el método de alfabetización básico de un niño ciego o con graves problemas visuales es parecido al de los alumnos que ven con normalidad, con la diferencia de que en los primeros el ojo es sustituido por la yema de los dedos”.

Otra diferencia fundamental es que el niño vidente es capaz de enfocar la palabra entera, mientras que el que no  ve únicamente puede identificar símbolos sueltos mediante el tacto.

Así que, partiendo de esta realidad, el método más efectivo para enseñar a leer y escribir a niños ciegos suele ser el fonético, aunque también existen método especiales, como el conocido como Tomillo o el Braille grado 2, que sirven para evitar un excesivo deletreo e introducir al alumno en las formación de sílabas y palabras.

Fuentes: Guía Infantil|universidadviu

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Pautas para informar a un niño sobre el cáncer en un familiar

Comunicar a los seres queridos el diagnóstico de un cáncer es algo duro y complicado …