Servicios médicos de emergencia ¿cuándo su hijo los necesita?

323

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Con relación a una emergencia médica, es raro que los niños se enfermen de gravedad sin ninguna advertencia. Dependiendo de los síntomas de su niño, por lo general usted debe contactar al pediatra de su niño para pedir consejo.

“El reconocimiento y el tratamiento temprano de los síntomas pueden evitar que una enfermedad o una lesión empeoren o se vuelvan una emergencia”.

¿Qué constituye una emergencia?

Una emergencia se presenta cuando usted cree que una lesión o una enfermedad grave amenazan la salud del niño o que pueden causar un daño permanente. En estos casos, un niño necesita tratamiento médico de emergencia de inmediato.

Las emergencias pueden ser el resultado de enfermedades médicas (o psiquiátricas) o de lesiones. Su niño puede presentar cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Actuar de forma extraña o volverse más retraído o menos alerta.
  • Pérdida del conocimiento o no responder cuando usted le habla
  • Movimientos espasmódicos y rítmicos y pérdida del conocimiento (una convulsión/ataque)
  • Incremento del esfuerzo o dificultad para respirar
  • Piel o labios que lucen azules, morados o grises.
  • Rigidez del cuello o sarpullido con fiebre
  • Incremento o dolor severo y persistente
  • Un corte grande, profundo en la cabeza, el pecho o el abdomen.
  • Hemorragia o sangrado que no cesa después de aplicar presión por 5 minutos.
  • Una quemadura grande en las manos, los pies, la ingle, el pecho o la cara
  • Cualquier pérdida del conocimiento, confusión, dolor de cabeza, o vomito después de una lesión en la cabeza

En caso de una emergencia

  • Mantenga la calma.
  • Comience la respiración de rescate o resucitación cardiopulmonar (RCP) si su niño no está respirando.
  • Llame al número de emergencia de su país si usted necesita ayuda inmediata. Si el número de emergencia no tiene servicio en su zona, llame al servicio de ambulancias de emergencia local o a los servicios médicos de emergencia del condado.
  • Aplique presión continua en el sitio del sangrado con un paño limpio.
  • Coloque al su niño en el piso con la cabeza y cuerpo sobre un costado si esta sufriendo una convulsión. No ponga nada en su boca.
  • No mueva o cambie de lugar a su niño herido a menos que esté en peligro inmediato (por ejemplo, de un incendio).
  • Permanezca con su niño hasta que llegue la ayuda.
  • Traiga al hospital cualquier medicamento que su niño esté tomando.
  • También traiga los presuntos venenos u otros medicamentos que su niño pudiera haber ingerido.
  • Después de que llegue al departamento de emergencia, cerciórese de comunicarle al personal de emergencia el nombre de su niño y el de su pediatra. Su pediatra puede trabajar en estrecha colaboración con los médicos y las enfermeras del departamento de emergencia y puede brindarles más información sobre su niño.
  • Es importante tener la hoja de información médica de emergencia para cada uno de sus niños. Esta debe incluir el número del teléfono celular de los padres, la información de contacto en caso de emergencia fuera de la de los padres, necesidades de salud del niño, tales como medicamentos necesarios y alergias. Adjunte la hoja de información de emergencia junto a la información de contacto en caso de emergencia y désela a la persona que lo atiende en caso de emergencia.

Es importante que las niñeras o cuidadores tomen las siguientes medidas en caso de emergencia:

  • Saber cómo llamar al número de emergencia de su localidad.
  • Saber el número de teléfono y la dirección de su casa.
  • Saber dónde se encuentra un asiento de seguridad para automóvil de repuesto/reserva.
  • Saber dónde está la hoja de información médica del niño y medicamentos necesarios en caso de emergencia tales como el inhalador.
  • Saber el número de teléfono y la dirección dónde puede localizar a los padres (ustedes).
  • Saber el nombre del vecino que puede ayudarlo en caso de emergencia.

Recuerde, para los casos que no son de emergencia, llame primero al pediatra de su niño.

Si usted cree que una lesión o enfermedad amenaza la salud de su niño o pudiera causar daño permanente, llame a una ambulancia. Si su niño está enfermo o herido de gravedad, es más seguro para su hijo ser transportado en una ambulancia al departamento de emergencias de un hospital.

Fuente: Healthy Children

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
  • Anafilaxia: más que una reacción alérgica

    Se conoce como anafilaxia a la reacción alérgica grave, tanto en niños como en adultos. A …
  • ¿Cómo actuar si tu niño se atraganta?

    ¿Cómo actuar si tu niño se atraganta?

    Una de las preocupaciones que más embarga a los padres de hoy en día, es saber cómo actuar…
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Aprende a conservar la leche materna

La alimentación de los bebés es indispensable para su adecuado desarrollo y de acuerdo con…