Contagio de ómicron en el embarazo

343

Con la llegada de la pandemia, y las demás mutaciones del virus que han surgido, se sumó un riesgo considerable para las mujeres embarazadas. Las autoridades sanitarias de todos los países del mundo han puesto en marcha diferentes campañas de concientización, no solo a estas madres, sino a la población en general para romper con la cadena de contagio y asi disminuir el porcentaje de infectados.

Ahora bien, en este momento el planeta está haciendo frente a la variante ómicron, que si bien tiene un bajo porcentaje de letalidad, es más contagiosa que las anteriores. Además, las vacunas también han jugado un papel importante en la inmunización de la población y, afortunadamente, se ha ido reduciendo el número de hospitalizaciones por contagios de COVID-19.

¿El embarazo me hace más propensa a contagiarme?

Según datos de las principales autoridades sanitarias a nivel mundiar recopiladas hasta diciembre del 2021, el embarazo es un factor de riesgo considerable para el contagio, y las mujeres en estado de gestación pueden presentar una mayor serie de complicaciones en comparación con mujeres no infectadas.

Es así como algunos estudios realizados en estos dos años de pandemia, han indicado que las mujeres embarazadas tienen tasas más elevadas de diabetes gestacional, trabajo de parto prematuro, complicaciones respiratorias, presentan una mayor coagulación sanguínea y parto por cesárea en el último trimestre del periodo gestante. Sin embargo, no se ha visto un aumento de abortos, complicaciones obstétricas ni malformaciones fetales por COVID-19.

Papel de la vacuna en el embarazo y el periodo de lactancia

Contrario a la creencia popular, los estudios publicados sobre la vacunación contra COVID-19 en embarazadas son completamente seguras para la madre y para el bebé, de manera que pueden ser inmunizadas sin que esto signifique un riesgo o preocupación para la salud de alguno de los dos.

Además, esta opción la deben tener sí o sí, las mujeres que desarrollaron enfermedades que aumentan el riesgo de padecer complicaciones en el embarazo.

Ahora bien, la recomendación actual que se tiene es la de administrar estos fármacos durante el segundo trimestre, aunque si el riesgo epidemiológico es elevado, hay más factores de riesgo o la mujer padece otro tipo de enfermedades, la madre puede ser vacunada en el primer trimestre sin ningún tipo de complicación.

Asimismo, han surgido preguntas en torno a la conveniencia de vacunar a una mujer en periodo de lactancia; los expertos han aclarado que no se han encontrado componentes de las vacunas en la leche materna, pero sí anticuerpos, es decir, que es probable que los bebés reciban un beneficio adicional en la leche, diferente a los demás nutrientes allí contenidos que ya conocemos.

Fuente: Hospital Sant Joan de Déu, Barcelona, SerPadres, Consejería de Salud de la Región de Murcia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Consejos para afrontar la educación a distancia

Ante la incertidumbre generada por la pandemia en cuanto al regreso a clases, varios paíse…