Consejos para afrontar la educación a distancia

113
Encuentra un lugar apropiado para crear un espacio de trabajo en el que tus hijos se sientan cómodos y logren concentrarse.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Durante la coyuntura actual, el regreso a clases ha sido polémica en las diferentes organizaciones, por una parte la Organización Mundial de la Salud, OMS pide que mientras no se encuentre al menos una cura, no hayan clases presenciales; mientras que, las Naciones Unidas, ONU aseguran que será una catastrofe generacional seguir con las clases virtuales.

Algunos estudios indican que los niños son los menos afectados por el nuevo coronavirus, pero que son la mayor fuente de contagio. Otros en cambio, desmienten lo anterior argumentando que, aunque los infantes pueden ser asintomáticos, el virus está muy reciente y es muy temprano para sacar conclusiones.

Ante la incertidumbre generada por la pandemia en cuanto al regreso a clases, varios países han decidido mantener las clases virtuales mientras pasen los picos de contagio por COVID-19. Pero ¿cómo manejar la situación sin fracasar en el intento? aquí te contamos.

  1. Encuentra un lugar apropiado para crear un espacio de trabajo en el que tus hijos se sientan cómodos y logren concentrarse. Importante que no haya distracciones, por ejemplo ruido o ventanas. El sitio debe estar bien iluminado, y mantener los materiales de trabajo a la mano y organizados.
  2. Establece una rutina. Una buena herramienta puede ser un calendario visual, especialmente si de pequeños se trata. No olvides que dentro de este patrón debes establecer una buena rutina del sueño y alimentación. Déjalo participar en la organización de sus actividades para fomentar autonomía.
  3. Atención a los sentimientos de los niños. Todo cambio puede traer ansiedad, además de irritabilidad, dolor de cabeza, malestar estomacal, entre otras molestias. Ayuda al niño a saber identificar estos padecimientos y controlarlos a través de la respiración, el diálogo, el dibujo, el ejercicio, etc.
  4. Comunicación con los maestros. Es necesario lograr entender con cuánta frecuencia se deben comunicar, cuál es el mejor medio, y cuáles son los objetivos de la clase.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Rebeldía de los niños a la hora de comer ¿Cómo evitarla?

La rebeldía de los niños a la hora de comer se hace muy presente cuando tu hijo comienza s…