¿Conoces la importancia de las fábulas para los niños?

Una de las herramientas más sencillas para educar a nuestros hijos en casa son las fábulas y cuentos. La historias que todos conocemos y con las que también nos enseñaron algunos conceptos, han pasado de generación en generación desde hace varios siglos.

Esto no quiere decir que las sociedades no hayan cambiado. Todo lo contrario, significa que los aspectos básicos de la humanidad siguen siendo los mismos.

Las fábulas son un recurso extraordinario creado hace más de 2.000 años en Mesopotamia. Sin embargo, las historias continuaron imaginándose e inventándose hasta nuestros días. En sus inicios, la función de las fábulas era transmitir a los niños los valores de la sociedad.

Para hacer estos relatos llamativos, los protagonistas suelen ser animales que viven en el entorno cotidiano. En cada historia, se narran experiencias relacionadas con la bondad, el amor, la honestidad y todos los demás conceptos que nos convierten en seres humanos sensibles, amables y atentos con nuestros pares. A diferencia de otro tipo de cuentos, las fábulas terminan con una moraleja. Es decir, con una enseñanza relacionada con la historia y el comportamiento de sus protagonistas que les permite pensar a ellos mismos y reflexionar sobre aquello que está bien o mal.

Humira – 300
Klim – 300

¿Por qué las fábulas interesan tanto a los niños?

Como el objetivo principal de las fábulas es enseñar a niños, los pequeños prefieren a estas historias sobre otros relatos por estas características:

– Lenguaje conciso: Las historias y los protagonistas de las fábulas están pensados para desarrollar un único tema. Por eso, las conversaciones entre los personajes, su entorno y los sucesos pueden asombrar a pequeños de cualquier edad. Además, la brevedad de las historias captura la atención de los niños al punto de recordar las fábulas en el futuro.

– Contenido creativo: Los relatos que se cuentan en las fábulas suceden en entornos, a simple vista, cotidianos. Sin embargo, son las características de sus protagonistas, el lenguaje y las descripciones en máximo detalle las que potencian la imaginación y la creatividad del niño, pues él es quién recrea la fábula en su mente mientras se la cuentan o la lee.

– Acercamiento a la lectura: Con tristeza, los niños de las nuevas generaciones se acercan menos a los libros. Una buena manera de estimularles el amor a la lectura es conseguir un libro de fábulas. La literatura infantil se caracteriza por los libros llenos de color, ilustraciones llamativas y a veces, sonidos. Cuando los pequeños se acercan a la lectura, descubren nuevos universos y mejoran sus capacidades cognitivas.

Entonces, ¿qué esperas para compartir un rato de diversión leyendo fábulas con tus hijos?

Humira – 300
Klim – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Educación
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Hablar al bebé nutre su cerebro en desarrollo

Redacción Pediatría y Familia Los especialistas y los padres de familia saben que el desar…