¿Cómo sobrellevar la anemia en el embarazo?

120

Es el trastorno nutricional más frecuente en el mundo producida por un déficit de glóbulos rojos. Esta deficiencia impide el correcto transporte de oxígeno o hierro, y pone en riesgo el funcionamiento celular y de los músculos.

En el embarazo, el cuerpo de las mujeres demanda una cantidad importante de hierro. Es por ello que se considera una afección de cuidado; pues el feto depende de la sangre de la madre. Si la madre padece anemia, es posible que el bebé no pueda crecer de la manera que se espera, nazca prematuramente o tenga bajo peso al nacer.

Tipos de anemia que se pueden presentar en el embarazo

  • Anemia gravídica: Este tipo de anemia está asociada directamente al embarazo debido al aumento de sangre en la mujer, pero no de los glóbulos rojos. Por lo general, no se requiere de tratamiento.
  • Anemia ferropénica: Es la anemia más frecuente durante el embarazo. Los especialistas aconsejan seguir una dieta equilibrada y tomar suplementos de hierro durante y después del embarazo. En la mayoría de los casos, no hay una afectación del feto, pero si se trata de una anemia grave sí puede producir efectos negativos en el periodo de gestación (nacimiento prematuro, infecciones, abortos)
  • Deficiencia de vitamina B12 o anemia megaloblástica: La vitamina B12 es sumamente importante para la formación de glóbulos rojos y la síntesis de proteínas. Las mujeres que no consumen alimentos de origen vegetal son más propensas a presentar una deficiencia de vitamina B12. En estos casos, se recomienda comer lácteos, cárnicos, huevos y aves.
  • Deficiencia de ácido fólico: El ácido fólico colabora con el hierro para el crecimiento de las células, y ayuda a disminuir el riesgo de defectos cerebrales en el bebé.

Si la anemia durante el embarazo no es muy grave, puede pasar desapercibida. En algunas ocasiones pueden manifestarse síntomas, que pueden, incluso, llegar a confundirse con otras enfermedades:

  • Palidez
  • Caída del cabello
  • Fragilidad de las uñas
  • Inapetencia
  • Fatiga (en algunos casos puede estar asociada con el insomnio)
  • Mareos
  • Taquicardia
  • Dificultad para respirar

El mejor tratamiento para la anemia durante el embarazo, es prevenirla. Lo principal, es llevar una dieta saludable y equilibrada, que incluya alimentos ricos en hierro y vitaminas.

Desafortunadamente, las dietas veganas y vegetarianas no satosfacen las necesidades diarias de hierro y vitamina B12 en el embarazo, por lo que es imprescindible que puedas consultar con tu profesional de confianza, la viabilidad de consumir suplementos dietarios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Conoce cómo es el trabajo de parto exitoso

Estas son las recomendaciones de respiración, ejercicio, alimentación y empuje para tener …