Trata las hemorragias nasales de los niños correctamente

160

Aunque para algunos padres, la presencia de sangre es motivo de preocupación, ciertamente las hemorragias nasales pocas veces son motivo de alarma. Son frecuentes en niños entre los 3 y 10 años de edad, y suelen ser causadas por la calidad del aire, o por haberse hurgado la nariz. Generalmente, las hemorragias se detienen por sí solas y se pueden tratar en casa.

Ahora bien, si las hemorragias se presentan con frecuencia pueden indicar una afección grave que requeriría de consulta pediátrica. En los casos de los niños que sufren de alergias crónicas o que son muy propensos a contraer virus como el de la gripe, las heridas de las hemorragias no cicatrizan bien, haciendo más frecuentes las hemorragias.

¿Cómo se deben tratar las hemorragias nasales?

  • Generalmente, la sangre para los niños es un motivo de alarma. Es importante que tú mantengas la calma y la transmitas al niño.
  • Evita inclinar la cabeza del pequeño hacia atrás, para evitar que la sangre baje por la garganta.
  • Aplica presión con un pañuelo o toallita para detener el sangrado.
  • Una vez cortada la hemorragia, evita que se toque la nariz y que hga movimientos bruscos con la cabeza.
  • Si consideras que la hemorragia es causada por el aire seco, puedes utilizar humidificadores de ambiente.

¿Cuándo consultar al médico?

  • Cuando la hemorragia continúa por más de 20 minutos, después de haber intentado ejercer presión.
  • Puede tener un elemento externo en la nariz.
  • La hemorragia está acompañada de mareos, desmayos y/o vómitos con sangre.

Extrema las medidas para prevenir las hemorragias nasales: mantén las uñas del niño cortas, mantén húmedo el interior de la nariz del pequeño y prevenlo de las lesiones en los juegos al aire libre o en la práctica de algunos deportes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Qué influencia tiene el frío sobre la salud de los niños?

Muchas son los creencias en torno al frío, los virus y los niños que se heredan de generac…