Mal de chagas: la enfermedad silenciosa

162

Las picaduras son pequeñas lesiones que en ocasiones no requieren de un tratamiento, pues son inofensivas. Sin embargo, el pinchazo de algunos animales resulta ser letal para el ser humano. Aquí te contamos de qué trata la enfermedad de Chagas.

Fue descubierta para el año de 1909 en Brasil como una enfermedad potencialmente mortal que se contrae mediante la picadura del insecto vector. Actualmente se encuentra presente en países de Centro y Suramérica, sobre todo zonas rurales y en algunos países de Europa.

La picadura produce la sensación intensa de picor y ardor en la zona afectada. La irritación en la piel que se produce cuando rascamos para buscar alivio permite que el parásito del trypanosoma cruzi se extienda por el torrente sanguíneo hacia los músculos, el sistema nervioso, el aparato digestivo y algunos órganos del cuerpo como el corazón.

Otros medios de contagio suelen ser las transfusiones de sangre que se encuentre infectada, el consumo de aliementos contaminados y transmisión vertical, es decir, transmitida de madre a hijo.

Síntomas

El mal de chagas se divide en dos fases: fase aguda y fase crónica.

A los pocos días de contraer la infección, es decir, en la fase aguda puede presentarse:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas, diarrea o vómito
  • Dolor de cuerpo
  • Inflamación de ganglios linfáticos

La mayoría de personas infectadas no suelen presentar síntomas adicionales después de dos meses, aproximadamente, que es la duración de la fase aguda. De ahí que se le conozca como la enfermedad silenciosa. Sin embargo, estudios han demostrados que el 30% de los pacientes contagiados puede presentar deficiencias cardíacas y problemas digestivos después de este periodo, en la fase crónica. Estos síntomas pueden estar acompañados de:

  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Palpitación inusual en el pecho
  • Mareo y desmayos
  • Agotamiento y cansancio excesivo

¿Cómo detectar la enfermedad de Chagas?

El diagnóstico consta de laboratorios médicos que se ordenan de acuerdo a los antecedentes y a los síntomas del paciente. Ante la mínima sospecha de padecer la enfermedad de Chagas durante el embarazo, debes dirigirte directamente al centro de salud más cercano.

Enfermedad de Chagas durante el embarazo

Contraer esta enfermedad no impide el desarrollo normal del embarazo, pero sí es importante seguir con rigurosidad los controles médicos durante la gestación. Mediante diferentes estudios se ha determinado que existe un riesgo entre el 3% y el 5% de probabilidades de que la madre pueda transmitirlo al bebé.

Especialistas recomiendan iniciar el tratamiento una vez finalice la etapa de lactancia, pues se ha demostrado que no se transfiere a través de la leche materna.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

VPH: ¿Por qué aparecen verrugas genitales y cómo afectan el embarazo?

Los condilomas son producto de diversos hongos, tricomonas, vaginosis y algunas cepas del …