Las alergias y el asma en el trópico

Las alergias y el asma en el trópico

Rafael  H.  Zaragoza  Urdaz
M.D., Ph.D. Inmunólogo/Alergista 


Puerto Rico posee un ambiente tropical único en el mundo con una elevada taza y una prevalencia en las condiciones alérgicas. Si se habla de Asma como sinónimo de Alergias es de suponer que sobre el 80% del Asma en la Isla sea detonada por factores alérgicos.

  • Puerto Rico promedia tanto la humedad relativa como las temperaturas altas lo que promueve unas condiciones óptimas para la reproducción de ácaros o pulgas de polvo y de hongos ambientales, alérgenos que nos afectan todo el año en ambientes en el interior.
  • El embate directo y casi continúo de las corrientes de los vientos alisios que traen consigo la bruma del desierto del norte de África y/o las cenizas del volcán Soufrière de Montserrat con particulado alergénico e irritantes no específicos también provocan una disminución en el umbral de tolerancia tanto a detonantes alergénicos como a detonantes no alergénicos tales como químicos y compuestos volátiles orgánicos.
  • Existe en la Isla un aumento en la reconstrucción de edificaciones como resultado de los destrozos creados por huracanes recientes y que junto a la existencia de edificios previamente “enfermos” y/o con sistemas de ventilación pobremente mantenida propician un ambiente interno contaminado en un sinnúmero de áreas laborales.
  • La minimización cada vez mayor de nuestras áreas verdes y el efecto del calentamiento global con cambios en la temporadas de lluvia junto a la existencia de perforaciones en la capa de ozono inducen y/o aceleran mutaciones o cambios en los determinantes proteicos de mucho pólenes de árboles, gramas y pastos haciéndolos más alergénicos y nocivos.
  • Nuestra variabilidad genética como raza con sus polimorfismos en receptores de medicamentos nos ponen en riesgo de llegar a padecer de unas reacciones alérgicas más severas.

Estamos sin embargo a tiempo para inducir cambios favorables que modifiquen el desarrollo y la prevalencia de estas condiciones que aquejan a muchos. Las solución se encuentra en las medidas de educación a la comunidad, el control en la contaminación ambiental, el uso de medicamentos adecuados y la utilización de inmunoterapia o uso de terapia neutralizante a través de vacunas de alergia. Este conjunto de medidas puede llevar a neutralizar los síntomas o reacciones alérgicas pero es el uso de la Inmunoterapia desensitizante o vacunas de alergia en los pacientes tanto con síntomas moderados como severos -que no estén controlados o que sean refractarios a la farmacoterapia- lo que haría la diferencia con un resultado positivo. La inmunoterapia es el único tratamiento en las condiciones de Asma y de Alergias que modifica la condición y logra un efecto positivo prolongado o permanente, luego de finalizado apropiadamente, a través de las vacunas de alergia y su administración particular a cada caso en cuestión.

El autor es Alergista e Inmunólogo con oficinas en Hato Rey (787-764-5715) y Hatillo (787-878-2210) y es presidente de la Asociación Puertorriqueña de Médicos Alergistas (www.alergiaspr.com).

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Conoce
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Cuando las expectativas de los padres son obligaciones de los niños

Tener expectativas de tus hijos no es malo, pero estas tienen que ser positivas. Las prisa…