Conoce los riesgos que las mascotas no tradicionales traen a tu familia

1,083

Tortugas, culebras, loros, conejos enanos, roedores -como los hámsters y los gerbos mongoleses-, y hasta erizos son algunos de los animales silvestres que la gente ya tiene en sus casas. La tendencia parece simpática, pero la Academia de Pediatría de los Estados Unidos advirtió a través de un extenso reporte que las mascotas no convencionales son un riesgo para los chicos (especialmente para los menores de 5) porque les pueden transmitir enfermedades.

«Si los padres están pensando en tener alguna mascota no tradicional, pueden hablar con un veterinario o con el pediatra primero para ver si hay alguna preocupación real», dijo Robert Frenck, integrante del comité que difundió el informe en la revista «Pediatrics».

En los Estados Unidos, el número de animales silvestres que viven en hogares se duplicó desde 2002 hasta ahora. Hay 40.000 familias que conviven con erizos y otros 4,4 millones de hogares que tienen algún reptil. Así también hay más enfermedades en los chicos por el contacto con los animales. En 2010, unas tortugas fueron las responsables de 103 casos de la infección de la salmonelosis en niños. Otras enfermedades que pueden ser transmitidas por los animales silvestres son la plaga, el herpes B, o la rabia, entre otras.

«Los niños menores de cinco años probablemente no tienen el hábito de lavarse las manos o una rutina de higiene y no entienden los riesgos de acariciar mascotas que pueden transmitir salmonella», dijo Nina Marano, directora de la División de Salud de Viajeros de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Además, este grupo también está en mayor riesgo debido a que su sistema inmunológico aún está en proceso de desarrollo y esto los hace más vulnerables a estas enfermedades, según el estudio.

Entre los animales que pueden representar riesgo de contagio de enfermedades están los hámsters, las tortugas, las lagartijas, los erizos y los pollos pequeños. Según el estudio, se estima que cerca de un 11% de los casos de salmonella en niños es causado por el contacto con este tipo de animales.

De acuerdo con la experta, los hámsters están asociados a un tipo de meningitis y los erizos pueden penetrar la piel con sus espinas y causar una enfermedad que provoca dolor de estómago, fiebre y sarpullido.

Según el estudio, estos animales además representan mayor riesgo a enfermedades, mordeduras, arañazos o zarpazos que las mascotas domésticas, como perros y gatos.

El informe además advierte sobre la necesidad de que los pediatras informen adecuadamente a los padres sobre los riesgos de tener este tipo de mascotas cerca de niños pequeños. La funcionaria recomendó a los padres que tengan este tipo de mascotas en sus hogares que limiten el contacto de los niños pequeños con éstas y lavarles las manos con mayor frecuencia.

Los expertos señalan que los menores de 5 años están más en riesgo porque su sistema inmune aún se encuentra en desarrollo. También lo están las personas con el sistema inmune debilitado, los mayores de 65 años y las embarazadas.

«Ningún animal es inocuo. El punto es que no se adopten a los animales como juguetes», dijo Claudio Gerzovich Lis, veterinario y especialista en comportamiento animal. «Hay gente que se compra tortugas y sólo les da lechuga. Pero sus dueños deberían saber que ellas comen más de 20 especies de plantas», señalaron autoridades de la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA). «Acaso una madre le daría una milanesa diaria a sus hijos?», señalaron.

En la Argentina, hay una venta ilegal de mascotas, como los loros que se ofrecen en ferias y pueden transmitir la psitacosis. Se recomienda consultar el lugar de origen de la mascota en la Dirección Nacional de Fauna. También hay que pensar qué pasará con la mascota en las vacaciones. «Porque abandonarlas nunca debe ser la salida», advierten.

TIPS

-Los niños menores de cinco años probablemente no tienen el hábito de lavarse las manos o una rutina de higiene y no entienden los riesgos de acariciar mascotas que pueden transmitir salmonella.

-Consultas pertinentes: aquellos padres que estén pensando en tener alguna mascota no tradicional, pueden hablar con el veterinario y el pediatra para ver si hay alguna preocupación real.

-¿Los más comunes? Hurones, chinchillas, cobayos, tortugas, boas, loros, conejos enanos, roedores y hasta erizos son algunos de los animales silvestres que la gente tiene en sus casas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

Rebeldía de los niños a la hora de comer ¿Cómo evitarla?

La rebeldía de los niños a la hora de comer se hace muy presente cuando tu hijo comienza s…