Trasplante de médula ósea en niños

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

El trasplante de médula ósea (BMT, por sus siglas en inglés) es un tratamiento especial para pacientes con determinados cánceres u otras enfermedades.

Un trasplante de médula ósea consiste en tomar células que normalmente se encuentran en la médula ósea (células madre), filtrarlas y devolvérselas al paciente del cual se extrajeron o a otra persona. El objetivo del BMT es la transfusión de células de la médula ósea sanas a una persona luego de eliminarse su propia médula ósea enferma.

¿Qué es la médula ósea?

La médula ósea es un tejido blando y poroso que se encuentra dentro de los huesos. La médula ósea de las caderas, el esternón, la columna vertebral, las costillas y el cráneo contiene células que fabrican las células sanguíneas del cuerpo. Es responsable del desarrollo y almacenamiento de la mayoría de las células sanguíneas del cuerpo.

Los tres tipos principales de células sanguíneas elaboradas en la médula ósea son:

  • Glóbulos rojos (eritrocitos): Llevan oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.
  • Glóbulos blancos (leucocitos): Ayudan a combatir infecciones y asisten al sistema inmunitario.
  • Plaquetas: Ayudan en la coagulación de la sangre.

Cada una de estas células tiene una función esencial para la vida. La médula ósea es una parte vital del cuerpo humano.

¿Por qué es necesario un trasplante de médula ósea?

El objetivo de un trasplante de médula ósea es curar muchas enfermedades y tipos de cáncer. Cuando la médula ósea de un niño resulta lesionada o destruida por una enfermedad o tratamientos intensos de radioterapia o quimioterapia para el cáncer, puede ser necesario un trasplante de médula ósea.

El trasplante de médula ósea puede utilizarse para:

Cada niño experimenta las enfermedades en forma distinta, y un trasplante de médula ósea puede no ser apropiado para todos los que padecen estas enfermedades. He aquí algunas de las enfermedades que han sido tratadas con un trasplante de médula ósea:

  • Leucemia
  • Linfomas
  • Algunos tumores sólidos (por ejemplo, neuroblastomas, rabdomiosarcomas, tumores cerebrales)
  • Anemia aplásica
  • Inmunodeficiencias (trastorno de inmunodeficiencia combinada severa, síndrome de Wiskott-Aldrich)
  • Anemia de células falciformes
  • Talasemia
  • Anemia de Blackfan-Diamond 
  • Trastornos metabólicos/de almacenamiento (por ejemplo: síndrome de Hurler, adrenoleucodistrofia)
  • Cáncer de riñón

No obstante, el trasplante de médula ósea conlleva riesgos, algunos de los cuales ponen en peligro la vida.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Días mundiales
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Día intencional del Pediatra

Los pediatras son aquellos seres que día tras días se esfuerzan para mejorar la salud de l…