¿Cómo tratar una hernia inguinal en los pacientes pediátricos?

1,204
¿Cómo tratar una hernia inguinal en los pacientes pediátricos?

Pediatría y Familia

Entrevista al Dr. Carlos Álvarez, Cirujano Pediátrico del Puerto Rico Women’s & Children’s Hospital en Bayamón (PRWCH)

Por: Angélica Claudio Merced

Es una enfermedad muy común entre los hombres, pero al ser congénita o manifestarse desde antes del nacimiento, los recién nacidos y los niños también pueden enfrentarla. Se trata de la hernia inguinal, un bulto o protuberancia que aparece en la zona de la ingle o entrepierna de los pacientes.

Enfermedad común en niños

Una hernia inguinal ocurre cuando una parte del intestino sobresale a través de un área débil de los músculos abdominales. Y aunque no necesariamente representa un peligro para el paciente, lo recomendable es que tan pronto aparezca esta protuberancia visite a su médico para evaluación y evitar posibles complicaciones. “Es una condición que puede pasar en todos los pacientes tanto pediátricos como adultos. Es más común en los  pacientes varones y con mayor frecuencia en bebés prematuros, pero también se ve en todo paciente varón o hembra que puedan tener condiciones que aumentan la presión intraabdominal como la fibrosis quística y la enfermedad renal”, explicó el cirujano pediátrico Carlos Álvarez sobre las personas que están en mayor riesgo de padecer esta enfermedad.

Es una enfermedad que no presenta síntomas

La hernia inguinal es una enfermedad asintomática, por los que muchos pacientes no se dan cuenta de que la padecen hasta que aparece el abultamiento en la zona de la entrepierna. Por eso es importante que los padres de los niños estén alertas a cualquier protuberancia en el área inguinal. “Si es una fémina (se nota) un abultamiento o una masa suave en la ingle. En el caso de los varones pueden notar ese abultamiento, pero también un líquido en el escroto, el escroto inflamado o un lado más grande que el otro”, detalló el doctor Álvarez, quien forma parte del equipo de cirugía pediátrica del Puerto Rico Women’s & Children’s Hospital en Bayamón.

De acuerdo al doctor Álvarez, otras formas en que se pueden identificar problemas que podrían ser causa de una hernia inguinal son:

  • Dolor en el área inguinal o abultamiento.
  • Que no desaparezca la protuberancia.
  • En el caso de los bebés si la hernia lleva mucho tiempo pueden presentar dolor abdominal, obstrucción intestinal y, en el peor de los casos, rotura o perforación del intestino.

¿Cuál es el diagnóstico?

El diagnóstico de esta enfermedad se da mediante un examen físico realizado por un pediatra, médico primario o de familia o un cirujano que haya tratado la condición. “Por lo general los estudios de imagen, aunque pueden identificar la condición, no son muy específicos; así que -por eso- nos dejamos llevar más por el examen físico. Con eso lo que estamos buscando es ese abultamiento en la ingle y a veces al uno tocar la ingle del paciente podemos notar un engrosamiento de ese saco del área inguinal, que es lo que nos da la clave (de la enfermedad). Los papás también pueden tomar fotos del abultamiento como evidencia para documentar y eso, junto al examen físico, es bastante certero al momento de identificar una hernia inguinal”, dijo el también especialista en malformaciones vasculares pediátricas.

Una vez identificada la hernia inguinal, el médico intenta reducirla. “Se trata de reintroducir el contenido que está en el canal inguinal con presión manual en el abultamiento.  Si esa maniobra  no funciona y no se pueden empujar esos contenidos hacia el abdomen, hay que operar para reparar el defecto de forma quirúrgica”, dijo el médico. Debemos saber que una posible complicación la hernia inguinal puede impedir el abastecimiento de sangre hacia el intestino herniado y provocar una emergencia médica.  Si el paciente acude a una sala de emergencia con dolor en el área abdominal o inguinal o resulta que es una hernia encarcelada, y no es más que un abultamiento persistente, se realiza una cirugía de emergencia para liberar el contenido atrapado por la hernia.

Reparación quirúrgica

La reparación de la hernia inguinal consiste en una incisión en la ingle o entrepierna a través de la cual se busca el defecto o el espacio entre el abdomen y la ingle, en donde se forma un saco que se amarra para evitar que sus contenidos pasen a la zona inguinal. “Ahora también se utiliza la técnica de la cirugía laparoscópica a través del abdomen con unas incisiones pequeñas y una cámara y se obtienen resultados bastante similares en cuanto a la reparación abierta, en términos de recurrencia  y de recuperación después de la cirugía. Pero ambas cirugías  son efectivas para reparar una hernia inguinal”, acotó el cirujano pediátrico.

Niños se recuperan más rápido

Según el doctor Álvarez, sin importar la técnica quirúrgica que se utilice, por lo general los niños soportan la cirugía, son dados de alta el mismo día y en ocasiones se recuperan más rápido que los adultos. “Los niños toleran la cirugía y los únicos medicamentos que necesitan son los orales para el manejo del dolor y el mismo día pueden volver a tomar la  dieta regular.  La única recomendación que se da, y esto es ya cuando el paciente es mayor, es que trate de no hacer fuerza o levantar objetos pesados en lo que el tejido sana, usualmente de cuatro a seis semanas  para evitar una recurrencia o que la hernia vuelva a salir”, indicó el especialista.

Al ser una condición congénita no hay forma de prevenir la hernia inguinal, así que es vital que los padres estén pendientes a cualquier anomalía en el cuerpo de sus hijos. “El riesgo de que un paciente desarrolle una hernia inguinal en su vida es de entre 5 a 7%  aproximadamente.  Lo ideal en el período neonatal y de infancia es estar pendiente. Si ven algo distinto, algo que le preocupe en el área inguinal o si el paciente se está quejando de un dolor o una molestia que no es fácil de explicar, vayan a sus pediatras o médico de cabecera para que haga una evaluación completa, se identifique la hernia inguinal y le refiera al cirujano pediátrico”, recomendó el galeno.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Tips para hacer que tu niño duerma profundamente

El sueño profundo acompañado de una alimentación y ejercicio contribuye con la buena salud…