Consejos sobre el uso de internet con tus hijos

292

Según los expertos, el teléfono, los videojuegos o la tableta se convierten diariamente, y cada vez a edad más temprana, en los nuevos aliados de los menores.

En gran medida las nuevas generaciones hacen uso de las nuevas tecnologías. Según los expertos, el teléfono, los videojuegos o la tablet se convierten diariamente y cada vez a edad más temprana, en los nuevos aliados de los niños, también en el terreno educativo, tanto para leer como escribir. Un reciente estudio de la empresa especializada en contenidos digitales infantiles en inglés, Lingokids, asegura que muchos menores de nueve años tienen su propio teléfono móvil y la mitad de los niños españoles de hasta ocho años su propia tablet.

También, los pequeños de la casa llegan a emplear estos dispositivos electrónicos entre una y dos horas diarias. Según el estudio realizado a 800 familias españolas con hijos hasta los ocho años, a más de la mitad de los padres (55%), les preocupa que sus hijos pasen demasiado tiempo frente a una pantalla y el 43% se siente intranquilo con el contenido de páginas web, vídeos o imágenes que puedan encontrar y no sean apropiadas para su edad. Rhona Anne Dick, directora de Experiencia de Aprendizaje de Lingokids, recomienda a las familias: informarse de lo que supone Internet y los peligros que entraña, para guiar a sus hijos y avanzar con ellos.

Lucas Froese, experto en online marketing y diseño web, considera que existe una falta de control de las empresas a la hora de restringir el acceso a ciertos contenidos a menores de edad. “Los niños tienen acceso a todo lo que tiene cabida en la red, mucho inadecuado. Como profesional en esto, puedo decir que tenemos las manos atadas a la hora de poner barreras eficientes para temáticas convenientes e incluso barreras adicionales para compras online, con el asunto de los datos en exclusividad de tarjetas de débito/crédito de los padres…”, explica Froese.

Para el experto en contenido digital: “los padres deben hablar abiertamente con sus hijos sin que ello suponga un castigo o llegue a tornarse en incómodo”. La idea que sugiere es que exista sensibilización en estos temas que pueden resultar nocivos para el desarrollo natural en la infancia y juventud. Froese encuentra clave que, de no lograrlo, los padres busquen ayuda especializada en un profesional de la psicología.

El niño puede divertirse y aprender con la interacción en Internet, sin adentrarse en lo desconocido o poco seguro. Elisa Ramos Gil, psicóloga especializada en infancia, juventud y atención temprana, sostiene que se han descubierto numerosas consecuencias provocadas por el abuso de la actividad en internet, como pueden ser: depresión, ansiedad, dificultad para gestionar la frustración, déficit de atención, desórdenes bipolares, agresividad infantil y dependencia hacia los dispositivos electrónicos, pudiendo derivar en adicción.

“Además, existen riesgos físicos como el sedentarismo que deriva en sobrepeso u obesidad, alteración del sueño, problemas en el rendimiento escolar y aislamiento social, entre otros”, suma Ramos Gil. La experta apuesta por reducir el tiempo de empleo de los dispositivos al máximo, ya que “no benefician al progreso del niño”. Por lo tanto, subraya que es mejor ver la televisión una media hora al día, “dibujos lentos y calmados que no promuevan la inmediatez”, porque, según Ramos Gil, pueden derivar en un problema de impulsividad. De ver algún aparato con fines interactivos, puede hacerse con un adulto al lado que observe la acción.

Peligros que no conviene ignorar


Muchos juegos y contenidos están diseñados para agradar y satisfacer al espectador y generar adicción en él. Ramos Gil recuerda unas declaraciones de Dar Meshi, neurocientífico, que expone la existencia del reconocimiento social en las redes sociales. Asimismo, Meshi revelaba que con los likes o comentarios positivos se activa el sistema de recompensa del cerebro, el llamado “cuerpo estriado”, la misma red que se activa al comer, beber, tener relaciones sexuales o consumir drogas.

Ramos Gil incide en que no se debe obviar las fakes news, contenido peligro, inapropiado o ilegal y otros como: el ciberbullying o ciberacoso. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ya alertaba que en España existen al menos dos menores por aula víctimas de acoso o violencia en Internet.

La psicóloga explica que, para enseñar a los hijos a tener ese uso seguro de Internet, es preciso como padres actuar con el ejemplo y no estar todo el día con el móvil en las manos. En edades tempranas existen filtros, como el control parental, que ayuda cuando los niños están solos sin un adulto pendiente. “Recomiendo que situemos los dispositivos en espacios comunes de la casa para supervisar un poco lo que está haciendo el niño”, clarifica Ramos Gil.

La profesional concibe como poco realista no exponer nada a los niños a las pantallas hasta los dos años. Aunque, recomienda que la exposición sea de media hora diaria y preferiblemente televisión a móviles o tablets. “Es importante fomentar la realización de actividades alejadas de las nuevas tecnologías como el deporte, actividades al aire libre o la lectura. Los niños pueden pasarlo bien con juguetes y juegos de mesas y desde luego, si se aburren, tampoco es un problema, sino que pueden calmar su mente”, expresa la experta en atención temprana.

Ramos Gil manifiesta que como padres hay que estar ahí, sin controlarles ni invadir su espacio. “Es positivo también crear un espacio de confianza para que los niños puedan acudir a sus padres en el caso de que hayan visto algo que les ha provocado miedo, ansiedad o tristeza”, sostiene la versada en psicología en niños y jóvenes.

Fuente consultada aquí

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Tips para ayudar a mejorar la mala letra de los niños

Algunos niños, sobre sus seis años ya muestran destrezas en su caligrafía, logrando manten…