Establece noches reparadoras desde el primer año

Redacción Pediatría y Familia

Los hábitos de sueño en los bebés deben establecerse antes de que cumplan el primer año. Según los pediatras, a partir de los 12 meses de vida, los pequeños son capaces de controlar sus horarios de sueño. Un factor que está determinado -en parte- por la adaptación a las rutinas de la vida cotidiana. Por ese motivo, resulta imprescindible que los niños se acostumbren a noches de sueño tranquilas, ya que así recargan su energía.

Los especialistas afirman que desde el primer año, los pequeños retoman horarios de sueño similares a los de sus primeros meses de vida. Esta circunstancia ayuda a los padres a inculcar o afianzar las actividades que hacen parte de la hora de dormir. Por ejemplo: la hora de un baño caliente, una lectura de cuentos, el cepillado de los dientes y, por supuesto, a acostarse en su cama.

¿Cómo proporcionar una excelente noche de descanso?

Para que la hora de dormir en los niños sea segura, la Asociación Española de Pediatría aconseja algunas pautas que ayudan a padres y niños en esta tarea. Lo primordial es mantener un horario para despertar y dormir. Cualquier mínimo cambio influye de manera negativa, pues el organismo de nuestro hijo ya se ha adaptado a descansar durante un margen de tiempo. Esto se corrobora con las diferentes actividades que realiza el niño y sus reacciones a medida que la tarde cae.

Además, también se recomienda evitar tomar líquidos cuando queda poco tiempo antes de ir a descansar. De esta manera, prevenimos que el niño despierte -bien sea con la cama mojada o con necesidad de ir al baño-. Una interrupción del sueño a esta edad es altamente perjudicial. Si el niño despierta en medio de la noche, se interrumpe su ciclo de sueño y volver a dormir se vuelve una tarea compleja y repetitiva.

La última recomendación y la más común es cansar al niño durante el día. Es decir, variar las actividades que el niño hace, sus juegos físicos y mentales pues esto contribuye a que el pequeño se sienta cansado al terminar la tarde y dormir no sea un hecho difícil de lograr.

Capestrano – 300
PR Medical Defense – 300
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en De 1 a 2 años
Los comentarios están cerrados.

Lea también

La importancia de las rutinas de la familia

Las rutinas ayudan a organizar la vida y a evitar a que se vuelva muy caótica. Los niños p…