Hipoglucemia en la infancia: identifícala a tiempo

125

La hipoglucemia (descenso abrupto de azúcar en la sangre) es el trastorno metabólico que se presenta con mayor frecuencia en los niños. Es considerado una urgencia médica por las complicaciones que se pueden presentar si no recibe el tratamiento adecuado y efectivo.

Según la Asociación Española de Pediatría, entre más pequeño sea el niño, mayores serán las demandas de glucosa en relación con las etapas posteriores de vida.

Reconócela a tiempo

  • Los primeros síntomas de la hipoglucemia enmarcan la ansiedad y la irritabilidad. Es común que al niño se le dificulte respirar y que incluso aumente su frecuencia cardíaca.
  • El bajo nivel de azúcar en la sangre también genera la necesidad de consumir más líquidos, y las personas que lo padecen sudan mucho más.
  • El déficit de glucosa en el sistema nervioso y en el torrente sanguíneo, son responsable de los temblores en el cuerpo y la palidez de la piel.
  • Como señal de alerta, el niño puede presentar más apetito de lo normal, pues el cuerpo estará tratando de nivelar los niveles de glucosa.
  • Otros síntomas comunes son los dolores de cabeza, y la dificultad tanto para hablar, como para recordar.

En un umbral más bajo, los síntomas neurocognitivos pueden provocar convulsiones, letargia y coma.

¿Qué provoca la hipoglucemia?

Puede deberse a demasiada insulina, retrasarse o saltarse comidas, no alimentarse con la cantidad adecuada o recomendada, hacer más ejercicio de lo habitual, diarrea y/o vómito, alteración de las fundiones de las glándulas suprarrenales, enfermedades congénitas, entre otras.

El diagnóstico se realiza emdiante tres alternativas.

  • La primera, mide los niveles del azúcar en la sangre y de las distintas hormonas mientras el niño presenta los síntomas.
  • La segunda se trata de una prueba de ayuno. Bajo la supervisión de los especialistas, el niño dejará de comer por determinado tiempo, con el objetivo de monitorear los síntomas que se presentan en la hipoglucemia y así determinar su causa.
  • La tercera opción es un examen oral de tolerancia a la glucosa en el que se ordena un ayuno de al menos 8 horas para evaluar los niveles de azúcar en la sangre. Se le administra una bebida con glucosa, y al cabo de un par de horas, nuevamente se mide el azúcar.

¿Cómo tratarlo en casa?

Ante la mínima sospecha de los síntomas de hipoglucemia, es importante que el niño ingiera algún alimento con azúcar, ya sea un jugo de naranja, un caramelo, etc.

Es importante medir los niveles de glucosa frecuentemente y reconocer los síntomas de inmediato. Evita que salte comidas y que coma los alimentos suficientes.

Consulta con un especialista que permita generar como estrategia un plan de comidas que se adapte a los horarios y las actividades del niño.

¿Cuándo se debe considerar como una urgencia?

Consulta al pediatra de inmediato cuando se presente la hipoglucemia con frecuencia, y cuando estos episodios sean graves.

Recuerda que el páncreas es el órgano encargado de equilibrar la producción de insulina en el cuerpo, de manera que es probable que la hipoglucemia pueda estar relacionada con algún problema de este órgano.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Hurgarse la nariz: ¿cómo quitarle esta manía a mi hijo?

La rinotilexis, nombre que recibe el acto de hurgar la nariz, es una de las manías más des…