Mi hijo tiene caspa, ¿cómo puedo combatirla?

131

Clínicamente, la caspa se define como la inflamación de la piel en zonas donde hay presencia de las glándulas sebáceas.

Para muchos padres, la caspa es un problema capilar que se presenta desde muy temprana edad y que puede estar relacionado con el exceso de sebo en el cuero cabelludo o el uso de productos para el cabello incorrectos.

Es una afección muy común, que no es grave pero sí puede llegar a ser antiestética para muchos. En el caso de los bebés, la caspa puede estar relacionada con las hormonas transmitidas por las madres durante la lactancia, que generan hiperseborrea y descamación. También es posible que la dermatitis pueda manifestarse en la cara, los pliegues de la piel y el área del pañal.

Sin embargo, cuando hablamos de niños que superan los dos años de edad, la caspa es muy poco común, y generalmente, se asocia con la presencia de piojos o liendres.

Consejos útiles para eliminar la caspa en los niños

  • Evita usar en su cabeza champús que puedan causar irritación o resequedad, ya que los hará más propensos a la aparición de caspa. La recomendación principal, es la aplicación de productos que sean poco agresivos para que el pelo no se vea afectado. Si aún así, la caspa no desaparece, consulta con un pediatra qué tipo de productos especiales para la caspa puedes utilizar que no generen más daños.
  • Procura masajear el cuero cabelludo con aloe vera, o incluso, con el mismo champú. Mucho se habla de las propiedades del aloe vera en el cuero cabelludo, ya que ayuda a eliminar las bacterias y los depósito de grasa que obstruyen los folículos pilosos.
  • El bicarbonato sódico puede ser una buena opción, que además está a nuestro alcance. Ayuda a combatir la caspa y recuperar la suavidad y brillo del cabello.
  • Evita los productos grasos, como acondicionadores o mascarillas, no solo porque favorecen la aparición de la caspa, sino porque pueden ser muy agresivos para el cuero cabelludo de los niños.
  • El aceite de lavanda es un producto muy beneficioso para algunas afecciones de la piel como distintos tipos de sarpullidos o el acné. Es efectivo para controlar la producción de caspa.

Un factor que debes tener en cuenta, es conocer cuál es la causa principal de la caspa; muchas veces se encuentra asociado con síntomas de la ansiedad como el nerviosismo o el estrés. Si este es el caso, puedes practicar actividades de relajación que permitan reducir estos niveles de cortisol, como el yoga, la meditación o ejercicios de respiración.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Hematuria infantil: ¿por qué hay sangre en la orina de mi hijo?

Cuando los niños presentan un sangrado inusual en la orina, tiende a ser motivo de preocup…