Opciones de dieta blanda para niños enfermos

474

El malestar ocasionado por alguna enfermedad o virus puede hacer que los niños pierdan el gusto por la comida, haciendo que se debiliten rápidamente y que pierdan peso.

La gastroenteritis que es muy común en los pequeños, así como los episodios de diarrea o vómito suelen ser una causa para que dejen de recibir cualquier tipo de alimentos.

Para ello, lo primordial es entender que cuando estamos enfermos no tenemos ánimo para algunas cosas, y si nos pasa a los adultos, como no le va a ocurrir a los más pequeños. Para ello, es importante aclarar que la prioridad se centra en no permitir que se deshidrate o que la condición que presente se agrave.

Mantener la calma e ir incorporando poco a poco bebidas y algunos alimentos fáciles de digerir puede ayudar.

Algunos especialistas van a sugerir un tipo de suero o bebida hidratante para que reciba nutrientes y minerales y tú en casa, puedes apoyarte en fáciles y rápidas recetas blandas para que recibir alimentos no sea motivo de disgustos y para que se pueda recuperar rápido.

Se puede empezar por caldos, purés y sopas de pescado, verdura o arroz. Posteriormente puedes introducir poco a poco alimentos sólidos, como pescado o pollo a la plancha.

Compartimos algunas recetas muy suaves que harán que el niño recupere las fuerzas sin crear malestar en su estómago, que todavía estará delicado.

Limonada alcalina

  • 1 l. de agua
  • 50 gr. de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 limón

1. Hervir el agua durante unos minutos para eliminar cualquier bacteria. Dejar que enfríe y reservar.

2. Exprimir el zumo de limón, colarlo para eliminar las pepitas.

3. Mezclar el agua con el limón y el resto de ingredientes. Remover bien hasta que se disuelvan la sal, el azúcar y el bicarbonato sódico. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Puré de patatas

  • 4 patatas
  • 600 ml de agua o caldo de pollo
  • 1 cucharadita de mantequilla o margarina
  • 2 pechugas de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Consejos: Si el niño está ya más recuperado puedes añadir un poco de leche. Se admiten también más alimentos, como guisantes, zanahoria, y otras verduras, para que sea más cremoso el puré.

1. Poner el agua o el caldo de pollo en una olla grande a calentar.

2. Lavar y pelar las patatas. Trocearlas para que queden en porciones iguales y se hagan uniformemente.

3. Cuando el agua empiece a hervir hecha las patatas y deja que cuezan durante media hora aproximadamente, hasta que estén muy blandas. Para comprobarlo, pincha una con un palillo, debe entrar con facilidad.

4. Mientras las patatas cuecen, corta las pechugas de pollo en trocitos. Echa un poco de aceite en una sartén y fríelas durante unos minutos con una pizca de sal.

Tortilla francesa con miga de pan 

  • 2 huevos
  • 50 gr. de miga de pan
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal

Consejos: Si deseas, puedes agregar jamón cocido, trozos de pavo o pollo, o aún tomate a esta receta. Si es para una cena normal puedes usar incluso queso que dará más jugosidad a la tortilla.

1. Remojar la miga de pan en agua (si el niño acepta ya los lácteos, en leche) durante unos minutos. Escurrirlas bien.

2. Batir los huevos en un plato, sazonar con sal y un poco de perejil. Echar la miga de pan y mezclar bien.

3. Poner a calentar un chorrito de aceite en una sartén pequeña, que cubra el fondo, y dejar que caliente a fuego medio.

4. Cuando esté bien caliente verter la mezcla, dejar durante un par de minutos, moviendo un poco la sartén para que no se pegue. Dar la vuelta con ayuda de un plato y dejar que se haga durante otro par de minutos. Sacar y servir.

Con información Guía Infantil

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Qué es el estrés tóxico y cómo afecta el desarrollo cerebral de algunos niños

El estrés tóxico tiene que ver con aprender a lidiar con las contrariedades de la vida, la…