Síndrome de Reye, ¿qué es y cuál es su pronóstico?

558

El síndrome de Reye es una enfermedad muy poco común, pero grave, que puede llegar a causar afectaciones cerebrales y hepáticas graves. Por lo general, los niños que han sufrido algún tipo de infecciones virales de consideración son más propensos a padecer de esta condición que, desafortunadamente, es potencialmente peligrosa.

Algunos estudios realizados en torno a esta enfermedad, la relacionan con el uso inapropiado de medicamentos que contienen salicilatos, como la aspirina, durante una enfermedad viral. Por lo general, esta condición se manifiesta en niños entre los 4 y 14 años, especialmente en las temporadas de brote de gripes o varicela.

¿Cómo identificar el síndrome de Reye?

Esta condición puede iniciar desde el primer momento en que se presenta la infección, como una gripe, o incluso manifestarse semanas después de la infección. Los síntomas suelen incluir:

  • Náuseas y vómitos intensos
  • Letargo
  • Confusión o desorientación
  • Agitación
  • Cansancio o somnolencia
  • Diarrea
  • Irritabilidad y/o comportamiento agresivo
  • Alteraciones visuales
  • Debilidad muscular (que puede ser progresiva)
  • Pérdida de la conciencia
  • Comportamientos erráticos

La mayoría de estos síntomas, que están relacionados con el estado mental de menor, son consecuencia del aumento de la presión intracraneal, que en los casos más delicados e infrecuentes, puede producir convulsiones o inducir al pequeño ha estado de coma.

Tratamiento y pronóstico

Por lo general, los niños que padecen de esta afección son tratados por el personal médico, bajo una supervisión permanente, y en los casos más graves, el menor deberá permanecer en UCI.

El síndrome no tiene cura, por lo que el menor deberá recibir soporte vital. Además, deberá permanecer muy bien hidratado y muy bien nutrido; se medirá constantemente el ritmo cardíaco y respiratorio, y se controlará la presión tanto intracraneal, como la presión arterial del niño.

En algunos casos será necesario el uso de insulina, corticoesteroides y diuréticos para regular la salud del pequeño.

Ahora bien, el pronóstico de la enfermedad va a depender netamente del grado de afectación cerebral, y de cómo ha evolucionado la enfermedad frente al tratamiento. Según el Manual MSD, se ha demostrado que “las posibilidades de fallecimiento son alrededor del 21%, pero oscilan desde menos del 2% en los niños con enfermedad leve a más del 80% en los niños en coma profundo”.

Prevención del síndrome de Reye

Los expertos recomiendan NO usar medicamentos que contengan salicilatos para tratar infecciones como la varicela, gripe o cualquier otra afección cuyo origen sea viral.

Muchos de los medicamentos de venta libre que encontramos en el mercado contienen estos componentes, por lo cual se resalta la importancia de no medicar a los niños sin el consentimiento y aprobación de un especialista, pues no todos los fármacos son seguros para todos los menores.

Presta atención a los signos anteriormente mencionados, como los cambios de comportamiento, la presencia excesiva de vómito y la somnolencia extrema, especialmente durante o después de haber contraído una afección.

Ten en cuenta que entre más rápido se diagnostique la enfermedad y se empiecen a tomar medidas para contrarrestarla, mayores serán las probabilidades de recuperación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

5 razones para dejar que tu pequeño juegue con la tierra

Refuerza su sistema inmunológico de por vida. Estar en contacto desde niño con diferentes …