Trucos de padres pediatras para cuidar a sus hijos

Trucos de padres pediatras para cuidar a sus hijos

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Además de sus amplios conocimientos en salud tienen remedios muy prácticos a la hora de cuidar a los peques. ¡Toma nota!

Un truco para relajar a sus niños

Los niños están llenos de energía, son impulsivos, impacientes. No les gusta parar quietos. Esto supone un problema para los padres, o más bien, bastantes dolores de cabeza. Relajar a los hijos no es fácil, sin embargo, todo es más sencillo si lo acompañamos de diversión. ¿Cómo?  Para enseñarles a disfrutar al mismo tiempo que están tranquilos,  proponles un juego: escuchar el silencio. Escuchar el viento, los pájaros, la respiración…es un ejercicio fenomenal para relajarse y valorar el entorno.

Cómo calmar el llanto del bebé

A veces los bebés lloran sin cesar y es muy, pero que muy complicado calmarles. Hay muchos trucos pululando por las redes, sin embargo, no todos ellos funcionan, o lo hacen solo ocasionalmente. El doctor Hamilton, un pediatra californiano, tiene una técnica “mágica” con la que consigue apaciguar el llanto de todos los bebés que pasan por su consulta. Es tan efectivo que hasta le ha puesto nombre: “The Hold”.

Consiste en sujetar al bebé boca abajo con una mano, mientras que con la otra disponemos sus bracitos contra su pecho al mismo tiempo que le sostenemos la cabeza y la barbilla. Una vez que hayamos asegurado que tenemos al niño perfectamente agarrado, lo inclinamos unos 45º hacia adelante y lo balanceamos suavemente arriba y abajo. Mira en este vídeo cómo funciona esta técnica.

El truco para cuidar las aftas en la boca de tu bebé

Es habitual que en ocasiones aparezcan llagas o aftas en las boquitas de nuestros pequeños. La principal causa son las infecciones víricas. Es un problema grave ya que el dolor no permite al pequeño ni comer ni beber, y para un padre eso puede ser desesperante. La pediatra María Salmerón, además de señalar cuáles son los tratamientos más habituales para esta enfermedad, ha confesado los trucos que ella misma utilizó con su hija y que le funcionaron.

  • En primer lugar, lo importante es que beba, no que coma. Las llagas le dificultan la acción de masticar por lo que será más efectivo prepararle papillas no muy saladas ni condimentadas y dárselas varias veces pero en pequeñas cantidades. La temperatura, templadita tirando a fría.
  • Utilizar pajitas para que puedan ingerir los alimentos. Las llagas le producen molestias a la hora de abrir la boca por lo que es complicado conseguir que se alimenten a través del biberón. Prueba con una pajita o una jeringuilla y los resultados serán bastante mejores. La pediatra recomienda que los líquidos estén fríos tengan azúcar para evitar bajadas no deseadas.
  • Salmerón afirma que el frío es un muy buen anestésico y que en su casa tenía congelados todo tipo de líquidos por si los necesitaba (y los necesitó): cubitos de leche, de suero oral, agua.

¿Cómo ir animándole a dejar el pañal?

La idea de la pediatra Amalia Arce, bloguera de enorme éxito desde hace años y madre de dos niñas, nos parece súper sencilla y práctica. Para que el niño se vaya habituando a usar el orinal lo primero que podemos hacer es que lo tenga a la vista. Colocarlo en su habitación, en el salón y así el niño lo irá viendo como un objeto familiar, en el que confiar… y llegado el momento se sentará sin miedo en él.

Trucos para preprarar comidas más sanas a los niños

El doctor Santiago García-Tornel es uno de los pediatras con más bagaje y nos encanta su blog, “Reflexiones de un pediatra curtido”. Nos deja fantásticos consejos a la hora de cuidar de los niños. Entre ellos, cómo evitar que sean obesos. Muy práctico: reemplazar las comidas “envueltas” en pasta, como las pizzas y los quiches, por verduras y ensaladas; ofrécele quesos que no excedan del 50% las materias grasas; y procura que coma lo suficiente en las comidas principales del día, para que no tenga ganas de picar cualquier cosa a todas horas.

¿Toda la vida hirviendo los biberones?

El pediatra Guillermo Chaves tiene su consulta en Cuenca y también tiene “La otra consulta”, su blog, en el que ofrece buenísimos consejos. Si te preguntas hasta cuándo hervir los biberones, mira lo que te contesta: “no hace falta hervir los biberones para limpiarlos, basta con lavarlos con agua y jabón usando un cepillo para llegar a todos los rincones (previo lavado de manos del limpiador, por supuesto”. Ah, él mismo comenta que tampoco hay que hervir el agua para preparar los bibes, ya que altera el sabor y concentra las sales de su composición.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

¿Por qué llevar a un niño a una sala de emergencia especializada?

Las emergencias no tienen hora ni lugar específico y cuando un niño necesita atención médi…