Temores del papá primerizo

275

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Cuando se conoce la noticia de un embarazo, la mayoría de las personas piensa en mamá, en su reacción, en lo que piensa, lo que siente y los cuidados que necesitará durante los próximos meses.

Sin embargo, la sorpresa también suele desestabilizar a papá, pues al final de cuentas, ese nuevo ser llegará a cambiar la vida de los dos y se convertirá en el centro del universo de la pareja.

Después de entrar en shock, asimilar la noticia y disfrutar de  algunos momentos de alegría, es común que lleguen los temores.

En Pediatría y Familia, compartimos las tres preocupaciones más comunes que suelen tener los hombres, sobre todo los papás primerizos:

  1. ¿Será el bebé el centro de sus vidas? La vida en pareja debe continuar, el apoyo en pro del bienestar de tu hijo es verdaderamente importante, pero no debes permitir que la llegada de él acabe con el amor de la pareja, los detalles, las palabras bonitas y las salidas deben continuar.
  2. Ser demasiado inmaduro para responder por una vida Es normal el hecho de sentir temor o de cometer errores, sobre todo, durante los primeros días, pero ¡ánimo!, pregunta a tu pareja o a las abuelas sobre tus dudas y práctica, con los días serás un experto.
  3. Sentirse abandonado: Este sin duda es el pensamiento de muchos padres, pero con el paso de los días verás que tú también darás todo por este nuevo ser y notarás que el amor de tu pareja continúa intacto.

Disfruta cada instante al lado de tu pequeño, será la mejor experiencia de tu vida y resultará mucho más amena si trabajan en equipo.

Eso que has oído de que crecen muy rápido, es demasiado real, así que gózate cada etapa, sus primeras palabras, su gateo, sus primeros pasos y cada momento lleno de amor que puedan compartir juntos en familia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Errores de los padres manejando la fiebre en sus hijos

Una fiebre es sinónimo de infección y no de enfermedad, afirma Felipe González, espec…