5 complicaciones en el embarazo que no debes pasar por alto

La mayoría de los embarazos transcurren con normalidad pero, como futura madre, es útil que conozcas las complicaciones más graves que podrían presentarse durante los 9 meses de gestación. De ahí la importancia de realizarse cada uno de los chequeos médicos durante el embarazo.

Hemorragia vaginal


Si eres una mujer embarazada, no puedes ignorarla. Que percibas un sangrado en los primeros 3 meses, no significa que perderás al bebé porque en la mayoría de los casos se trata de desprendimientos de membranas
ovulares.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, 1 de cada 4 mujeres presentan este tipo de sangrado. Es muy común en el primer trimestre principalmente si son gemelos. Si deseas estar segura de que todo está bien, será mejor que visites a tu médico de confianza.

Desprendimiento de la placenta


Es la situación más urgente. En la mayoría de los casos significa una interrupción del embarazo. Es casi inevitable evitar la muerte del feto. Cuando una mamá sufre de preeclampsia u otros problemas de forma severa, se valorará si se adelanta el nacimiento del bebé, apunta el especialista.

Preeclampsia


Se presenta después de la semana 20 y significa que tienes la presión arterial por encima de 140/90.  El sitio MedlinePlus afirma que esta condición afecta al 7% de los embarazos. Menciona que algunas de las causas son los transtornos autoinmunitarios, problemas vasculares, genes y una dieta poco saludable.

Síntomas de Preeclampsia


Hinchazón de manos, cara y ojos.

Aumento repentino de peso específicamente si ganas 2 libras o más en 1 o 2 días.

Dolor de cabeza.

Problemas para respirar.

Vómitos.

Dolor abdominal:


Si se presenta en los primeros 3 meses es un indicador de aborto; sin embargo, no te alarmes tanto si se presenta cuando hay un proceso de anidación del embrión.

Presta atención a si el crecimiento acelerado de tu pancita viene acompañado de dolor, éste puede ser un síntoma de aumento acelerado de líquido amniótico. Consulta con tu médico.

Si notas pérdida de líquido amniótico (líquido transparente con olor a cloro) puede deberse a la ruptura de la bolsa de agua, es decir, estarías a las puertas de un parto prematuro.

Falta de movimiento fetal:


Las mujeres embarazadas como tú pondrán especial cuidado después de los 24 semanas. Si notas una disminución en los movimientos de tu hijo, si no se mueve al menos seis veces luego de comer, será mejor que acudas al ginecólogo porque la salud de tu pequeñito podría estar
en riesgo.   

Load More Related Articles
Load More In Complicaciones
Comments are closed.

Lea también

¿Cuándo es necesario realizar un parto por cesárea?

Una cesárea es un procedimiento quirúrgico que consiste en practicar un corte en el abdome…