¡Increíbles y deliciosos smoothies para tus hijos!

659

Desde hace un tiempo, los smoothies se convirtieron en la sensación de las meriendas. La facilidad de su preparación y  los nutrientes que aportan, los hicieron la opción predilecta para las personas que no disponen de mucho tiempo en el día a día.

Pero esto también aplica para los niños. Ellos, después de un largo día de escuela y nuevos aprendizajes, juegos y tareas; regresan a casa cansados física y mentalmente. Lo mejor para que los pequeños recuperen fuerzas son los colores y las texturas de los batidos, que también son grandes aliados a la hora de la merienda.

Gracias a su simplicidad, al tomar un smoothie ellos reciben nutrientes de frutas, vegetales y alimentos, sobre todo de aquellos que no les gusta comer en la vida diaria. Por tal razón, son una excelente estrategia para redescubrir olores y sabores para integrarlos a futuro en las comidas principales.

Por otro lado, un día de merienda con smoothies, será un instante ideal para compartir en familia.

3 Smoothies poderosos:

A continuación, te presentamos estas nutritivas y deliciosas opciones:

Pink sunset

1 vaso de leche o leche vegetal (almendras, coco)
1 taza de arándanos
1 taza de cerezas sin hueso
1 cucharadita de semillas de sésamo (ajonjolí)
Cubitos de hielo al gusto

Para obtener nuestro smoothie solo debes licuar los ingredientes en licuadora o con batidora de mano. Si crees que el batido te queda muy espeso puedes agregar un chorrito más de leche. Al servir, se colocan cerezas o arándanos como decoración.

Smoothie de cacao y cáñamo

¼ de manzana picada
1 taza grande de cacao en polvo
1 taza de semillas de cáñamo
⅓ de taza de miel de ágave
1 vaso de agua


Primero tritura la manzana y hazla puré. Después de hacerlo, licúas todos los ingredientes al tiempo. Este batido es una excelente fuente de antioxidantes, Omega 3 y 9. Además fortalece las defensas y el sistema inmunológico.

Batido tropical

1 plátano o banano

½ mango dulce
1 hoja de berza
2 cucharadas de miel de abeja
1 cucharada de almendras remojadas
1 taza de leche (o cualquier leche vegetal)

El proceso es igual que con los anteriores. Lo único que debes hacer es licuar los ingredientes y servir, de preferencia, frío. Gracias al banano y la miel, este smoothie es un shot de energía para tus niños.

¡Las opciones de batidos son infinitas! Integra a la rutina de tu hijo snacks saludables y notarás muchos beneficios a corto, mediano y largo plazo. ¡No te arrepentirás!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Evolución del peso en los primeros años afectaría la salud pulmonar en la niñez

Estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona concluyó que, la evolución del índice d…