Neofobia alimentaria: rechazo infantil a nuevos alimentos

57

El miedo de los niños por probar nuevos alimentos, para algus especialistas, es un reflejo primitivo de protección que se manifiesta principalmente en niños entre los 2 y 6 años y en muy pocas veces se prolonga hasta la vida adulta.

Generalmente el rechazo se genera hacia frutas, verduras, pescados y otros alimentos que contienen nutrientes especiales para el menor, por lo que supone, en la mayoría de los casos temor por la correcta alimentación y desarrollo del menor.

Con frecuencia, los factores que generan rechazo en los niños suele ser el olor, la textura, el color, el sabor o alguna connotación negativa o trauma previo durante el consumo de este anteriormente. Es importante mantener la calma y tener paciencia, pues se recomienda no obligarles a comer para evitar más rechazo o que vea la alimentación como algo malo.

¿Qué produce la neofobia alimentaria?

Puede presentarse como respuesta a un instinto de supervivencia que todos tenemos. Todos los seres vivos, humanos y animales, se muestran recelosos hacia las experiencias nuevas porque podrían suponer una amenaza para su integridad física. En pocas palabras, podemos entenderlo como un mecanismo de defensa para evitar intoxicaciones y más complicaciones derivadas de la alimentación.

Sin embargo, puedes seguir estos consejos para sobrellevar y superar la situación de forma exitosa.

  • Obligar a los niños a comer es un error.
  • No impongas castigos al niño por no comer.
  • Puedes preparar presentaciones atractivas de los alimentos para los niños.
  • Evita distracciones a la hora de la comida, como la televisión, los videojuegos, teléfonos celulares y juguetes en la mesa.
  • No te ofusques, estreses o muestres señales de ansiedad si el niño no come o muestra resistencia a los alimentos.
  • No ofrezcas más alimentos alternos a la comida ya servida, y tampoco entre comidas.
  • Identifica si la inapetencia es provocada por enfermedades, o si es solo un capricho.
  • Respeta el tiempo que se tarda el niño en comer, pero estableciendo límites. Cada niño se toma su tiempo para alimentarse de la manera debida, por lo que es importante respetarlo.
  • Los niños actúan por imitación, de manera que debemos comportarnos en la mesa de la misma manera que esperamos que lo hagn los más pequeños.

Bríndale a tu hijo todo el apoyo necesario y el acompañamiento que requiere en la etapa de crecimiento. La paciencia es importante, pero también la comprensión.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

¿Qué beneficios tiene el magnesio para los niños?

Más de la mitad del magnesio presente en el organismo, se encuentraen los huesos y en los …