Condiciones congénitas cardíacas en bebés y niños en Puerto Rico

140

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Los niños son pacientes que requieren mucha atención, no solo de padres y familiares sino también de los médicos pediatras. En cuanto a condiciones congénitas en niños tenemos que estos defectos pueden ser “simples o tratarse de defectos que conlleven a intervenciones quirúrgicas con el fin de que el niño logre llevar una vida normal”. Así lo señala la doctora Ana Finch, cardióloga pediátrica del Instituto Cardiovascular del Hospital San Lucas, en Ponce en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

Nacer con una condición congénita cardíaca significa “nacer con un defecto en el corazón”, 

explica la doctora en su intervención. 

Entre los defectos simples encontramos el ductus arterioso, que no es más que un pequeño vaso que comunica la aorta con la arteria pulmonar. Se encuentra abierto en el feto y se cierra justo después del nacimiento. Una estructura que -se supone- que se cierre, pero en ocasiones no lo hace. “Eso conlleva que el bebé no pueda estar normal y tenga -muchas veces- fallo cardíaco, plantea la galena.

En cuanto a los defectos atriales o ventriculares, la doctora afirma:

“Los defectos atriales tenemos que cerrarlos, porque no se cierran por sí solos; a diferencia de los ventriculares que sí se cierran”. 

Para que un niño con esta condición pueda llevar una vida normal es necesaria, entonces, la realización de una intervención quirúrgica y el uso de medicamentos.

Además, menciona la arritmia, una condición donde el niño “puede manifestar dolor de pecho o desmayo”. En este caso, según indica, surge la necesidad de intervenir quirúrgicamente.

¿Cuál es el tratamiento de las condiciones congénitas cardíacas?

“Depende de la condición”, afirma la doctora. Además, agrega: “Si no es severa, si es bastante simple, muchas veces con observación, tomando medidas en cuanto a la prevención de infecciones, ya no es necesaria la intervención quirúrgica”, comentó la doctora a MSP.

Aunque sí menciona que hay pacientes que desde sus primeros meses de vida necesitan medicamentos cardíacos con el fin de prepararlos para una posterior cirugía.

Frecuencia de las condiciones congénitas cardíacas en bebés y niños

“Uno de cada mil niños nace con una condición congénita cardíaca”, aclara la catedrática. Añade a esto que, si el niño nace con ciertas condiciones como el síndrome de Down y otros, “aumentan los riesgos de condiciones congénitas cardíacas”.

Causas de las condiciones congénitas cardíacas en bebés y niños

No todas son hereditarias”, respondió. Muchas veces lo son y “van de familia en familia como el síndrome de Marfan que se asocia con condiciones congénitas cardíacas”.

Cuando un niño posee una condición del corazón desde su nacimiento, este debe ser evaluado desde el punto de vista genético“pues él va ser el marcador para que, en esa familia, futuros embarazos nazcan con estas condiciones”.

A pesar de ello, algunas de estas condiciones pueden ser corregidas con medicamentos o cirugías. De esta manera, los pacientes puedan llevar una vida lo más normal posible. Aunque “debe ser evaluado cada cierto tiempo por un cardiólogo”.

Si bien, cuando se llega a la adultez muchas de estas condiciones han sido corregidas, debemos recordar que “un niño que nace con condición congénita, será un adulto con condición congénita cardíaca”, sentencia. Es decir, las condiciones de adulto empiezan también a prevalecer y hacen que su condición sea un poco más precaria que las demás personas.

Por: Rosmery Cernadas |Filóloga y Periodista

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

Consejos para aliviar los cólicos del bebé lactante

Aunque el llanto del bebé por los cólicos consiga poner nervioso a cualquiera, lo primero …