Claves para diferenciar un resfriado de una sinusitis

* Con información de la Asociación Americana de Pediatría (AAP)

En esta época del año es muy frecuente que los bebés y niños se resfríen. Sin embargo, esta no es la única dolencia asociada con el sistema respiratorio que pueden padecer. Otra de las más comunes es la sinusitis bacteriana, una afección que muchas veces se confunde debido al parecido de sus síntomas con los de un resfriado común. Por eso, en este artículo presentamos los aspectos que la Asociación Americana de Pediatría aconseja para reconocer a cada una de estas molestas afecciones.

¿Cómo diferenciar la sinusitis y el resfriado?

Cuando su hijo tiene un resfriado viral o alergia nasal, el recubrimiento de las paredes internas de la nariz y las cavidades nasales se inflama y produce más fluido de lo usual. Ésta es la razón por la cual la nariz se congestiona y «chorrea» durante un resfriado.  La mayoría de las veces la inflamación desaparece por sí sola a medida que el resfriado o la alergia se van. Sin embargo, si la inflamación persiste, las aberturas que normalmente permiten a los senos paranasales drenar su contenido hacia la parte posterior de la nariz se ven bloqueadas y la cavidad de los senos se llena de fluido. Debido a este bloqueo y la imposibilidad de un drenaje adecuado, las bacterias son atrapadas en el interior y crecen allí.  A esto se le llama una sinusitis bacteriana.

Así puedes diferenciar a estas molestias

Usualmente es difícil decir si una enfermedad es tan sólo un resfriado viral o si se ha complicado por una infección bacteriana de los senos paranasales.

Generalmente los resfriados virales tienen las siguientes características:

  • Los resfriados usualmente duran de cinco a diez días.
  • Los resfriados típicamente comienzan con descarga nasal clara y acuosa. Después de uno o dos días, es normal que la descarga nasal se torne más espesa y blanca, amarilla o verdosa. Luego de varios días, la descarga vuelve a aclararse y se seca.
  • Los resfriados incluyen una tos diurna que frecuentemente empeora en las noches.
  • Si se presenta fiebre, usualmente es al comienzo del resfriado y generalmente es de baja graduación y dura de uno a dos días.
  • Los síntomas del resfriado por lo común tienen un pico de severidad a los tres o cinco días, luego mejoran y desaparecen alrededor de los siguientes siete a diez días.

Los signos y síntomas de que su niño podría tener una sinusitis bacteriana incluyen:

  • Síntomas de resfriado (descarga nasal, tos diurna o ambos) que duran más de diez días sin mejoría.
  • Descarga nasal espesa de color amarillento y fiebre por lo menos de tres a cuatro días seguidos.
  • Dolor de cabeza severo detrás o alrededor de los ojos que empeora cuando el niño se agacha.
  • Hinchazón y ojeras oscuras alrededor de los ojos, especialmente en las mañanas.
  • Mal aliento persistente junto con síntomas de resfriado.

Ante cualquier sospecha de sinusitis, no se debe suministrar ningún medicamento al niño. El diagnóstico siempre debe ser corroborado por el médico tratante o el pediatra que realice los análisis de rigor. Por lo general, el tratamiento consiste en la administración de fármacos, máximo durante 10 días. La elección de la medicina siempre la realizará el médico con base en la edad y peso del niño, sumado a la severidad de los síntomas que presente.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Consejos para padres con bebés y niños de alta demanda

Cuando nos convertimos en padres comenzamos a tener muchas expectativas sobre cómo será el…