Consejos para la primera noche del bebé sin sus padres

641

La llegada del bebé a casa supone un cambio de rutinas, como se diría popularmente, ‘de la tierra al cielo’. Después de varias semanas y meses en que la atención y energía se ha concentrado en el pequeño, es normal que las nuevas madres y padres se sientan cansados, agobiados y con deseos de retomar la vida que tenían antes de que el bebé naciera.

Esto no quiere decir que sean malos padres. Simplemente, los adultos deben ajustar su vida a los cambios que trae un bebé consigo. Pero sin olvidar las actividades sociales que los benefician y los ayudan a liberar sus tensiones. Por eso, cuando los padres desean retomar los planes que hacían en su tiempo libre, lo primero que se preguntan es: ¿tiene mi bebé la edad apropiada para pasar una noche sin nosotros?

Algunos pediatras consideran que la edad ideal para dejarlos solos, en intervalos largos de tiempo es a partir de los 4 o 5 meses. Desde este momento, los niños aprenden a manejar mejor sus ciclos de sueño y a permanecer dormidos durante más horas en la noche. Sin embargo, todo depende del estilo de crianza y de las costumbres que tenga el bebé: siempre habrán niños que se adapten más fácil que otros.

Aún así, estos espacios son importantes para que el pequeño afiance la seguridad en sí mismo y se desapegue un poco de sus padres. Esto le será útil a futuro cuando deba permanecer muchas más horas sin su presencia.

Así puedes pasar una noche agradable

Por supuesto, la primera noche del bebé sin sus padres es todo un acontecimiento para él y para ustedes. Para facilitar el proceso, a continuación encuentras el top 3 de recomendaciones para vivir sin traumas emocionales este momento.

  1. Deja a tu bebé con una persona de tu entera confianza: Esta recomendación no sobra. Tanto para él como para el pequeño, será más tranquilizador permanecer con alguien cercano a su círculo social. De hecho, para esta primera noche, no hay mejores niñeros que los abuelos, ya que conocen al bebé casi tanto o tanto como sus padres.
  2. Crea un sistema de comunicación efectivo: La primera noche crea un estado de ansiedad y miedo, especialmente en padres primerizos. Por eso, la mejor manera de pasar una velada agradable es dejar los canales de comunicación abiertos para estar al tanto de todo lo que hace el bebé. Además, es una buena idea dejar datos del pediatra, del lugar en el que vas a estar o de otros parientes, solo por si fuera necesario.
  3. Deja las instrucciones para la toma nocturna: En el caso de que el bebé todavía necesite de las tomas nocturnas, se debe dejar la leche de fórmula con las instrucciones de preparación, la medida y el horario de la toma. Si el niño aún bebe leche materna, antes de la salida puedes dejarla en el refrigerador y marcada con todas las indicaciones.

¡No te agobies y disfruta! Los bebés y los niños se adaptan con facilidad a los cambios. Y este solo es uno más en su rutina. Cuando menos lo esperes, el bebé querrá compartir más tiempo con las personas que lo cuidan e incluso, disfrutará también de esas noches sin su presencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Todo sobre la reanimación neonatal

El programa de reanimación neonatal es un curso ofrecido por la Academia Americana de Pedi…