Lactancia en tándem: ¿es sano amamantar a dos bebés al tiempo?

124

Las mujeres pueden quedar embarazadas cuando aún están alimentando a su bebé. Varios mitos urbanos en torno a la maternidad aseguran que es una situación imposible, pero debemos tener en cuenta que la lactancia no es un método anticonceptivo por sí mismo.

Lactancia y la sensibilidad de los pechos

Durante el embarazo, es normal que los senos se tornen extremadamente sensibles, y cuando se está amamantando, puede ser un inconveniente para la madre al llegar a sentir molestias y dolores. Esto, por lo general, puede acelerar el destete temprano al reducir el número de tomas del niño.

Baja producción de leche

El cuerpo de la mujer durante la gestación está en la capacidad de seguir produciendo leche materna, pero no en la misma cantidad. Esta situación puede llegar a ser incómoda para algunos niños, que terminan por dejar de lado el pecho y optan por la alimentación complementaria como base nutricional.

Adaptación de nutrientes al bebé

Para nadie es un secreto que la leche materna es adaptativa conforme a los nutrientes que requiere el bebé en cada etapa, es decir, los componentes de la leche de una mujer que alimenta a un recién nacido, no son los mismos contenidos en la leche que es consumida por un niño de dos años. Entonces, ¿cómo sabe el cuerpo de la mamá cuándo suministrar cierto tipo de leche?

Bien, en estos casos el cuerpo da la prioridad al recién nacido, es decir, la leche se complementa de los nutrientes requeridos por el bebé sin importar que el niño mayor aún dependa de la lactancia. Para muchos la llegada de un segundo bebé supone el fin de la lactancia del primero, pero la verdad es que el consumo de la leche que tomaba antes, es incluso mejor que cualquier producto de fórmula que se pudiese llegar a conseguir.

Ventajas de la lactancia en tándem

Pasar de nuevo por un parto y algunas molestias físicas que implica el embarazo para las mujeres, puede traer consigo el aflore de emociones negativas, agotamiento y melancolía. Sin embargo, este tipo de lactancia tiene algunas ventajas para ellas.

  • En primer lugar, es que ya no hay una inseguridad o ansiedad como la de una madre primeriza.
  • Los pechos funcionan incluso mejor que la primera vez, puesto que al aumentar la demanda de leche, también se incrementa su producción.
  • La sensibilidad del pecho en los primeros días después del parto disminuye, gracias a la succión del hermano mayor.
  • La alimentación del primer niño favorece y estimula la subida de leche rápida, de modo que el recién nacido tiene menos probabilidad de perder peso durante los primeros días de vida.

No hay riesgo de contagio ni infecciones

Contrario a la creencia popular, amamantar a dos niños al mismo tiempo no supone un riesgo de infecciones ni contagio de enfermedades. De hecho, es probable que la madre pueda transmitir a ambos niños las defensas necesarias para poder combatrr los virus y las bacterias que más atacan en la primera infancia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Errores más comunes que podemos cometer en la lactancia

No todos los bebés son iguales, por ende no todos se compartan de la misma manera. …