Coronavirus y bronquiolitis por virus sincitial, doble amenaza para bebés

103

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública|Pediatría y Familia

Algunos países del hemisferio norte, durante los meses de octubre a marzo se presenta un alto índice del Virus Respiratorio Sincitial (VRS), causante de la bronquiolitis; un microorganismo altamente contagioso a través de las vías respiratorias que se propaga por contacto directo o por las gotitas que desprendemos al hablar, estornudar o toser, como también le gusta hacer al bichito SARS-CoV-2.

Este virus entra por las vías nasales y orales como la conjuntiva ocular, aunque no son iguales, los efectos de ambos virus en bebés y niños pequeños, sobre todo en aquellos que se encuentran en situación de riesgo: prematuridad y enfermedades congénitas, como las cardiopatías, hipertensión pulmonar, neumopatías -más en bebés con displasia broncopulmonar o inmunopatías.

EFE Salud publicó recientemente un artículo en el que el Dr. Manuel Sánchez Luna, neonatólogo jefe del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid mencionó que “Hasta el momento las infecciones por coronavirus no han provocado daños reseñables en los recién nacidos como los que sí se diagnostican y tratan en los afectados de bronquiolitis o neumonías debidas al virus respiratorio sincitial en las edades posteriores de la vida”.

A su vez, la publicación menciona que en la transmisión del VRS es determinante la contaminación de las manos y objetos que han estado en contacto con las secreciones (chupetes, biberones, juguestes, etc). De hecho, el virus persiste en las manos al menos media hora y varias horas, aproximadamente siete, en las superficies de los objetos.

Es extremadamente importante, por tanto, que las personas del entorno familiar mantengan las medidas de higiene del lavado de manos y el uso de mascarillas; además, gafas de protección, guantes y batas cuando sean los profesionales sanitarios quienes les atiendan en los centros hospitalarios.

Aún así, el VRS es muy vulnerable. Se destruye por la congelación derivada de las variaciones del pH sanguíneo -acidosis y alcalosis- y de la temperatura corporal.

VRS, agente de bronquiolitis y neumonías

El virus respiratorio sincitial, del género Pneumovirus, que provoca infecciones localizadas en las vías respiratorias, pertenece a la familia de los patógenos Paramyxoviridae, como el sarampión y la parotiditis; dos enfermedades que generan infecciones generalizadas en el cuerpo humano.

El VRS se aprovecha, especialmente, de la fragilidad física de los bebés y niños menores de dos años, y siempre genera una epidemia estacional en la infancia para la que tampoco disponemos de vacuna.

Se estima que en España las infecciones por el VRS originan entre 15.000 y 20.000 visitas de urgencia pediátrica y de 7.000 a 14.000 hospitalizaciones cada año, datos que se podrían calcar en la mayoría de los países. Fallecen por este otro maldito virus entre 70 y 250 niños y niñas pequeñ@s. Solo en EE.UU. calculan que el VRS es el responsable anual de 4.500 muertes infantiles.

“Este virus afecta sobre todo a las vías respiratorias más distales -bronquios, bronquiolos y alvéolos-, pudiendo provocar una enfermedad grave en los lactantes, que tienen estas vías aéreas inmaduras o con lesiones previas y en aquellos con trastornos de la inmunidad, conocida como bronquiolitis; la forma clínica más característica de infección por VRS”, destaca el neonatólogo.

*Fuente: EFE Salud

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Rebeldía de los niños a la hora de comer ¿Cómo evitarla?

La rebeldía de los niños a la hora de comer se hace muy presente cuando tu hijo comienza s…