Algunos síntomas inusuales del embarazo

Desde el mismo instante en que piensas que puedes estar embarazada, a tu cabeza llegan miles de síntomas que han experimentado tu mamá, amigas o conocidas. Evalúas cómo te sientes y consultas los síntomas por tu cuenta antes de hacerte una prueba o visitar al médico. Si los síntomas que se manifestaron en ti son los más comunes y estás en la dulce espera, ¡felicitaciones!

Pero a veces, el embarazo no es fácil de reconocer porque los signos que lo evidencian, normalmente no están asociados a él. Estos son los síntomas menos comunes que también se presentan durante el embarazo, sobre todo en las primeras semanas cuando el diagnóstico no está confirmado.

Signos que pueden pasar desapercibidos

Rasquiña en manos y pies: Puede parecer muy extraño pero en las mujeres en embarazo, especialmente cuando se acercan a la etapa final, se intensifican los picores nocturnos en las palmas de las manos y los pies. Estos se conocen como colestasis del embarazo y no se sabe cuales son las causas que los provocan. Sin embargo, se cree que factores genéticos, hormonales o ambientales pueden estar relacionados.

Quistes en las encías: En el primer trimestre del embarazo, algunas mujeres pueden sufrir de pequeños tumores benignos en las encías. Aunque no representan ningún peligro para la madre o para el bebé, desaparecen después del parto. Si no sucede, se extraen con cirugía.

Rinitis: Hay mujeres en embarazo que durante el primer trimestre parecen estar resfriadas todo el tiempo. Pues bien, a esta patología se le conoce como rinitis del embarazo. Sus síntomas no varían de la rinitis común: tos, secreción nasal, estornudos y dolor de cabeza son los signos más comunes de esta molesta afección.

Hinchazón nasal: Se sabe que durante la gestación, los tobillos, los pies y los senos aumentan su tamaño. Pero ¿sabías que también se puede hinchar la nariz?. A causa de la retención de líquidos también se puede hinchar la nariz y los labios, sobre todo en las últimas semanas. Este signo desaparece después de dar a luz.

Miopía: Aunque tengas la visión perfecta, los cambios hormonales en el embarazo también afectan a los ojos. El cansancio visual provoca en las mujeres visión borrosa, manchas en los ojos o enrojecimiento y ardor. En las mujeres con miopía, la enfermedad puede empeorar un poco más.

Por supuesto, ante la mínima sospecha de embarazo se pueden hacer las pruebas caseras una semana después de la llegada prevista de la menstruación o consultar directamente a un especialista. Otra opción es un análisis de sangre que mida la concentración de gonadotropina coriónica, llamada gonadotropina coriónica, conocida como hormona del embarazo.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Embarazo
Los comentarios están cerrados.

Lea también

10 ideas para superar la depresión posparto

Decálogo para prevenir y no sufrir una depresión después del parto. La depresión posparto …