¿Embarazo de alto riesgo? Esto es lo que debes saber

136

En los embarazos de alto riesgo pueden presentarse complicaciones de salud durante el embarazo o en el parto. Algunos embarazos se convierten de alto riesgo progresivamente, mientras que, hay mujeres que son propensas a desarrollarlo incluso desde antes de quedar embarazadas.

Son diversos factores los que influyen en la condición de salud de una mujer embarazada durante el perodo de gestación; los principales suelen ser la edad, el peso, la estatura o alguna dificultad en embarazos previos.

¿Cómo afecta la edad en el embarazo?

Es común pensar que las mujeres que pueden presentar embarazos de alto riesgo, son aquellas quienes están cerca a la menopausia, sin embargo no es del todo cierto.

Recientemente, con el aumento de embarazos en adolescentes, se han realizado diversos estudios que confirman que estas mujeres tienen una mayor predisposición física a padecer preeclampsia, anemia y tener un parto prematuro. En algunos casos se debe a la poca atención médica que reciben y a la omisión de actividades como beber alcohol, fumar y mantenerse sexualmente activa sin usar preservativos.

En mujeres mayores de 35 años, el riesgo surge por padecer hipertensión o diabetes, complicaciones durante el embarazo como la preeclampsia, la diabetes gestacional, anomalías cromosómicas y muerte fetal. Los problemas durante el parto como el desprendimiento prematuro de la placenta o un parto difícil.

El peso

La obesidad aumenta el riesgo de tener la presión alta, preeclampsia, diabetes gestacional, muerte fetal intraútero, abortos espontáneos y parto por cesárea.

Los médicos recomiendan que las mujeres con sobrepeso realicen actividades deportivas al menos 3 veces por semana bajo supervisión. Los ejercicios que se recomiendan dependen netamente de la condición física de la mujer y del estadío del embarazo en el que se encuentre.

Otros factores de riesgo

  • Aborto espontáneo durante el segundo trimestre
  • Parto prematuro
  • Antecedentes de hipertensión relacionada con el embarazo.
  • Trabajo de parto prematuro
  • Posición anómala de la placenta
  • Deficiencia en el crecimiento fetal
  • Embarazo múltiple
  • Consumo de tabaco, alcohol y sustancias alucinógenas
  • Epilepsia
  • Enfermedades de la tiroides
  • Tastornos cardíacos
  • Asma
  • Infecciones

Incluso desde antes de quedar embarazada, puedes generar una rutina saludable que te permita un mejor desarrollo de la gestación. Si estás buscando quedar embarazada, puedes consultar con tu médico de qué manera, y según tu condición física, puedes evitar un embarazo de alto riesgo.

No dejes de lado la atención médica prenatal porque es importante monitorear tu salud y la del bebé, de esta manera tener un acompañamiento constante en caso de que se llegue a presentar alguna dificultad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Todo lo que debes saber sobre los embarazos anembrionados o sin feto

Ocurre cuando el óvulo fecundado se adhiere a la pared del útero pero el embrión no crece …