La importancia de los propósitos de Año Nuevo para los niños

Por: Redacción Pediatría y Familia

A las puertas de un nuevo año, los propósitos y metas suelen ser una constante -para los adultos- durante los primeros días y semanas. Pero, también es un hecho que muchos de ellos dejan de cumplirse, bien sea por la falta de tiempo o por la pérdida de motivación, derivada de nuevas prioridades o intereses. Pero, en el caso de los niños, muchas veces los padres no tienen en cuenta que definir metas y sueños es vital para los niños.

Por eso, aprovechando todavía el ánimo festivo, expertos en psicología infantil recomiendan a los padres involucrar a los hijos en este tipo de actividades. Y no solamente como un ejercicio individual, pues también es un acto que estrecha los lazos familiares al establecer metas comunes. Esto sin contar el aprendizaje en valores que adquieren los niños al requerir de perseverancia, responsabilidad, constancia y paciencia para alcanzar sus anhelos.

Con el fin de guiar de la mejor manera al pequeño en esta tarea, desde la revista Pediatría y Familia presentamos algunos consejos que servirán a la hora de establecer los propósitos para este año que comienza. ¡Recuerda que nunca es tarde para empezar!

3 aspectos para tener en cuenta:

Los propósitos deben ser alcanzables para los pequeños: no deben ponerse metas idealistas o fantasiosas, ya que la idea principal es enseñar a los niños a lograr sus metas. Por eso, no es importante la extensión de la lista de propósitos, sino el esfuerzo que el pequeño tendrá que hacer para lograrlos.

– Aprendizajes desde el error: Durante este ejercicio es importante preguntar a los pequeños -si están en edad de comprenderlo- qué creen que no les salió bien o no les funcionó bien el año anterior y las razones. Tal vez, durante la conversación surjan alternativas que le permitan cumplir al niño ese anhelado sueño. Además es un referente para evitar que se repitan las mismas equivocaciones. Es importante que el niño sepa que está bien fallar y que tras eso, llega el éxito.

– Tener en cuenta la edad del niño: Una lista de propósitos debe ser acorde a su edad, siempre. De esta manera, no se interfiere con el desarrollo emocional del niño ni con las habilidades que va adquiriendo al crecer. Así, las metas para el año nuevo pueden ir desde dejar el pañal o el chupete, lavarse los dientes ellos mismos o mantener un excelente rendimiento escolar.

Sin embargo, lo más importante es no dejar que el niño desfallezca. En todo momento debemos apoyarlo y recordarle la importancia de cumplir sus propósitos, ya que esto eleva su autoestima y su confianza a la hora de plantearse sus propios objetivos.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Familia
Los comentarios están cerrados.

Lea también

La importancia de no discutir delante de los niños

A los niños se les debe enseñar que los problemas se resuelven con inteligencia, no con vi…