Niños en burbujas de cristal. Madres sobreprotectoras

Madres sobreprotectoras

Por:Redacción Pediatría y Familia

“No quiero que mi hijo pase por las mismas dificultades que yo” o “si no lo hago yo, él no lo hace bien” son frases típicas de madres sobreprotectoras. Y esto es, hoy día un hecho preocupante para la sociedad .

Hace algunos años, la revista digital Slate realizó una encuesta entre 6.000 lectores a los que preguntó qué cosas de las que hacían de pequeños permitían hacer hoy a sus hijos y el resultado fue evidente: niños actuales tienen mucha menos libertad que sus progenitores.

En todos los tiempos se han mostrado casos de madres sobreprotectoras. Sin embargo, es en nuestros tiempos que se percibe con mayor frecuencia este hecho; en los llamados Millenials o Generación Y y probablemente se agudice en la Generación Z o Centennials, la generación que los sucede, según expertos.

En ocasiones, sin quererlo, los papás pueden terminar siendo demasiado sobreprotectores. Una de las grandes metas de un padre como educador de su hijo es, definitivamente, cómo enseñarle a ser independiente.

Cuando los padres sobreprotegen demasiado a los niños, estos terminan siendo tímidos, inseguros y con dificultades para relacionarse. Además, carecen de empatía hacia el prójimo y tienen escasa tolerancia a la frustración.

La formación de un niño independiente

 Formar un niño independiente, desde tempranas edades, fomenta el crecimiento de un hijo sano. Si logramos esto, nuestros hijos podrán ser capaces de resolver conflictos con facilidad. Además, lograrán enfrentarse mejor a la vida y la sociedad.

El niño debe sentir que crece recibiendo nuestra ayuda, mas no que sus papás hacen las cosas en lugar de él. Ese es el punto exacto que se debe encontrar como padre en la educación de los hijos.

Si crees que eres una madre sobreprotectora, ¿cuáles son las claves para que nuestro hijo sea más autónomo?

Ante todo, debemos ser menos protectores. No se trata de desatenderlos, solo debemos hacerles ver que no pasa nada si se equivocan. Así aprenderán de sus errores. Sé su guía, pero permite que tenga iniciativa y tome decisiones. Así enseñaremos las consecuencias de sus actos, sean positivas o negativas.

Demuéstrale que confías en él y asígnale tareas. Si bien le tomará mucho más tiempo que a ti, pero si le das su tiempo se sentirá más satisfecho que si tú lo haces por él.

No le arrebatemos la oportunidad de sentirse orgullosos de ellos mismos y demostrémosles siempre que, con esfuerzo, podrán lograr lo que se propongan. Nuestra principal función no es ser perfectos ni que nuestros hijos lo sean.

Lo realmente importante es saber acompañarles en su trayectoria vital para que puedan hacer todo lo que se propongan y brindarles el apoyo necesario para ello. No cortes sus alas, déjalo hacer las cosas por sí mismo y, poco a poco, será más independiente.

  • ¿Cuándo los niños aprenden a bañarse solos?

    La hora del baño es uno de los momentos más divertidos y especiales para los niños. Desde …
Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Revisiones pediátricas en el primer año de vida del bebé

Guía Infantil La atención sanitaria a la población infantil constituye actualmente un elem…