La guardería. Motivos para no llevar a tu hijo


Por:Redacción Pediatría y Familia

Según datos de la AEPAP (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria), durante el primer año de los niños en la guardería y durante su estancia, es cuando ellos adquieren un mayor número de procesos infecciosos.

Estas infecciones no son nada graves, normalmente suelen ser catarros, otitis, bronquitis, conjuntivitis o diarreas y, a largo plazo, funcionan para que las defensas de los niños se activen.

Transcurrido el primer año en la guardería, la cantidad de infecciones adquiridas disminuye en gran número. ¡Es un proceso inevitable!

Los padres deben ser conscientes de que el sistema inmunológico de los bebés madura con la edad. Los virus a los que están expuestos los niños en los jardines de infancia afectan a los más pequeños.

Y, aunque existen numerosos beneficios de que los niños asistan a la guardería, existen consecuencias desde la perspectiva de la salud. Es muy fácil el contagio por otros niños al interactuar, compartir sus juguetes o algunas secreciones, según agrega la AEPAP.

Al respecto, NICHD STUDY of Early Clild care and Youth Development defendió que las guarderías infantiles de calidad promueven las habilidades sociales y académicas de los niños antes de que ingresen a la escuela.

Si el niño está enfermo, lo ideal es que descanse. Es mejor que permanezca en casa durante la enfermedad. Si el niño tiene síntomas de afección como fiebre, dificultad respiratoria o irritabilidad, se recomienda que no se lleven a la guardería.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Bebés
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Trastornos psiquiátricos asociados al ADHD

Es frecuente que en los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad se pr…