La fatiga: Cómo detectar y tener control del niño asmático

La fatiga: Cómo detectar y tener control del niño asmático

Soniely Lugo-Ruiz, MD
Vylma Velázquez Almodóvar, MD, FAAP
Hospital Episcopal San Lucas
Programa de Residencia de Pediatría

¿Qué es el asma?

El asma es una condición que crea inflamación de las vías aéreas, las cuales incluyen la tráquea, los bronquios y los pulmones en general. Esta inflamación crea edema de las vías aéreas, produciendo mocos y atrapamiento de aire. En ocasiones, como el aire pasa con dificultad, al asmático se le escucha un sonido como silbido cuando respira.   

No hay una causa exacta que provoque el asma. Una o varias causas pueden llevar a tener una respuesta hiperactiva de los pulmones. Estas pueden ser:

  • Herencia = padres asmáticos aumentan la posibilidad de que el niño/a desarrolle asma.
  • Ambiente = cambios de frío a calor, presencia de polvos o polen
  • Exposición de toxinas = humo de cigarrillo, detergentes, perfumes fuertes
  • Actividad = algunos ejercicios

Diagnóstico de asma

No hay una prueba específica para diagnosticar a un niño asmático.  Se debe examinar cada caso individualmente. Existen enfermedades como el Virus Respiratorio Sincitial y el Rinovirus (catarro común), que pueden crear en los niños sonidos pulmonares similares a los de un niño asmático. Sin embargo, esto no define que un niño tenga la condición de asma.

Existen muchas maneras de observar a un niño y considerar el diagnóstico de asma. Estas son:

  • Tos persistente
  • Sibilancias o silbido al respirar
  • Fatiga
  • Exhalación prolongada
  • Dificultad para respirar y/o hablar
  • Retracciones o movimientos de los músculos del pecho

No es común el diagnosticar el asma antes de los 3 años.  Esto es debido a que el sistema respiratorio es muy pequeño y posiblemente va a tener síntomas similares a los que fueron mencionados anteriormente. Gracias a estudios sobre los factores de riesgo de asma, sabemos que el riesgo aumenta cuando un niño tiene 3 o más episodios de sibilancias en un año.  Esto es válido si hay historial de alergias, dermatitis e historial de padres con asma.  De no tener estos factores de riesgo, es poco probable que un niño desarrolle asma.

Para diagnosticar exitosamente un niño con asma, se debe evaluar la condición, determinar la severidad, identificar los factores que pueden llevar a los episodios de asma, comenzar medicamentos y mantener una buena educación. Para poder evaluar la condición de asma y su severidad se debe saber:

  • La cantidad de veces en semana en que ocurren episodios de fatiga o falta de aire.
  • La cantidad de veces en semana en que el niño se levanta en la noche con episodios de falta de aire.
  • Si existe interferencia en actividades diarias.
  • Si necesita medicamentos de terapia de rescate.

Un niño asmático no debe limitarse en sus actividades diarias. Es por esta razón, que los medicamentos de base son utilizados de manera preventiva para mantener el asma bajo control. Los medicamentos para el control del asma pueden ser pastillas o dispensadores aéreos que den una dosis fija de medicamento. Estos medicamentos van a ayudar en la mejoría de las actividades de su niño. Es importante entender que el uso de Albuterol u otros medicamentos de terapia respiratoria se deben tener para casos de emergencias solamente. El éxito en el paciente asmático depende si hay una buena relación a largo plazo entre los padres, los pacientes y el equipo de cuidado.

Consejos para prevenir exacerbaciones de asma

  • Asista a las citas de seguimiento. Usualmente las citas son cada 2 a 6 semanas al principio y al tener control sobre la condición pueden llegar a ser hasta dos veces al año. Según las estaciones del año y el crecimiento de su niño, puede o no necesitar cambios en sus medicamentos para el asma. Solamente con buen seguimiento se puede llegar a una terapia óptima de asma.
  • Edúquese sobre el uso correcto de los medicamentos. Existen medicamentos que se utilizan para el uso diario mientras otros son para casos de emergencia. El uso incorrecto puede llevar a complicaciones.
  • Evite el uso de cigarrillo dentro y fuera de su hogar. El humo del cigarrillo puede permanecer en ropa, automóviles, y muebles por horas y causar alteraciones en el sistema de un asmático.
  • Ayude a crear un plan de acción para asma, que consista en un plan escrito para educar al niño y sus familiares sobre el plan de acción en momentos de emergencia. Mantenga ese plan en la nevera o un sitio de acceso fácil.  

Para más información, dialogue con su Pediatra. El detectar el asma a tiempo es garantizar una vida más saludable.

Consejos para eliminar alergenos en el hogar

Un alergeno es una sustancia que el cuerpo considera “extraña” o intrusa y que puede provocar una reacción alérgica en un individuo. Existen las alergias a comidas y medicamentos, pero debemos considerar que cosas en el hogar pueden provocar respuestas alérgicas.  

Para asegurarse que su hogar tenga un ambiente saludable para tus hijos, te brindamos varios consejos para controlar alergenos:

  • Para evitar los ácaros:

    • Utilice cubrecamas y cubre almohadas hipoalergénicos. Estos van debajo de la ropa de cama y ayudan a controlar los ácaros.
    • Lave juguetes de tela, peluches y ropa semanalmente en agua caliente.
    • Evite poner cortinas o telas en áreas cerca del cuidado de niños.  De tenerlas en habitaciones de los niños, asegúrese limpiarlas con paños húmedos regularmente.
    • Limpie superficies con paños húmedos o limpiadores que eviten levantar polvo.
  • Para evitar respuestas alérgicas a animales:

    • Evite que las mascotas con pelaje estén dentro de la casa. Esto incluye gatos, perros, hámsters, aves, entre otros.
    • Intente eliminar las cucarachas, roedores y utilice métodos de prevención no tóxicas para exterminarlas.
    • Evite el uso de almohadas, juguetes y muebles que contengan plumas.
  • Para evitar hongos, esporas o polen:

    • Utilice deshumidificadores de aire o abanicos que liberen la humedad en las habitaciones.
    • Remueva cualquier superficie o alfombra que esté húmeda en una habitación.
    • Limpie con regularidad los filtros de los acondicionadores de aire.
    • Mantenga las áreas verdes con grama bien recortada, sin acumulación de hojas ni residuos.
  • Para evitar irritantes:

    • No permita el uso de cigarrillo dentro del hogar ni en los alrededores.
    • Busque ayuda en caso de que necesite dejar de fumar.
    • Si utiliza pinturas, marcadores, o cualquier agente irritante, como detergentes, hágalo en áreas bien ventiladas.
    • Intente mantener productos personales con olores fuertes lejos del alcance de los niños. Algunos ejemplos son los tintes de pelo, perfumes y removedores de esmalte de uñas.
    • Evite usar velas o aromatizantes en los cuartos.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en Niños
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Trastornos psiquiátricos asociados al ADHD

Es frecuente que en los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad se pr…