Así puedes evitar la propagación de enfermedades en la guardería

347

Con relación a la guardería y los niños, cuando los niños están juntos, existe la posibilidad de que se propaguen las enfermedades. En especial si se trata de bebés y niños pequeños que suelen frotarse los ojos, meter sus dedos en la nariz, ensuciarse o tocar a otros niños.

Los virus viajan a través de muchos niños y los elementos -como juguetes- que están presentes en su día a día.

Mientras los niños desarrollan en sus cuerpos la inmunidad contra múltiples infecciones, es normal que enfermen reiteradamente en sus primeros años de vida“.

En muchos centros de cuidado infantil y guarderías, el personal simplemente no puede cuidar a un niño enfermo. En otros, el niño se puede mantener cómodo en un área separada donde no puedan contagiar la enfermedad a los otros niños.

Mientras esperan a que los recojan, el niño enfermo que ha sido excluido debe estar apartado para que no tenga contacto con aquellos que no han sido expuestos a la infección.

Pautas para mantener la buena higiene en la guardería:

Para reducir el riesgo de enfermedades en los ambientes de cuidado infantil, así como en las escuelas, el centro debe cumplir con ciertos criterios que promuevan la buena higiene

  • ¿Existen lavabos en cada salón y disponen de lavabos por separado para lavarse las manos y para preparar la comida? Los alimentos se preparan en áreas diferentes y separadas de los inodoros del baño y los cambiadores de pañales de los bebés?
  • ¿Los baños y los lavamanos están limpios y disponibles para los niños y para el personal? ¿Se usan toallas de papel desechables para que cada niño use su propia toalla y que no la comparta con otros niños?
  • ¿Se desinfectan los juguetes que los bebés y niños pequeños pueden meter en su boca antes de que otros jueguen con ellos?
  • ¿El personal y los niños tienen todas las vacunas necesarias, especialmente la vacuna contra la influenza?
  • Asegúrese de que su hijo comprende la buena higiene y la importancia de lavarse las manos después de usar el baño y antes y después de comer.

Incluso con todas estas medidas de seguridad, es probable que algunas enfermedades se propaguen en un centro de cuidado infantil o guardería.

“En el caso de muchas infecciones, un niño puede contagiar a otros un día o más antes de tener los síntomas. Esta es otra razón por la que es importante lavarse las manos y las de su hijo con frecuencia”.

Usted nunca sabe si su hijo u otro niño está transmitiendo un virus o bacteria. Su hijo se enfermará en alguna ocasión cuando esté en el centro de cuidado infantil o guardería y necesitará regresar a casa.

Afortunadamente, no todas las enfermedades son contagiosas. En estos casos, no es necesario separar a su hijo enfermo de los otros niños. La mayoría de los medicamentos pueden ser programados para ser administrados solamente en el hogar.

“Si su hijo necesita tomar un medicamento durante el día, cerciórese de que el programa tiene procedimientos establecidos y personal capacitado para administrar el medicamento, y saben la hora y la forma de administración y la dosis apropiada, y mantienen un récord de cada dosis“.

De: La Asociación Americana de Pediatría – (AAP)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Educar con amor es la clave para la construcción de una mejor sociedad

Los niños son el pilar para comenzar a formar un mundo mejor. Y, sembrar en ellos una cult…