Así puedes subir las defensas de tu hijo

Redacción Pediatría y Familia

Tener un niño sano y fuerte es el deseo de todos los padres. De hecho, de todas las personas del círculo social de los pequeños. Por ese motivo, tanto el estilo de crianza como las actividades que se realizan con el niño van encaminadas a protegerlo, pero también a estimular su desarrollo físico y mental. Sin embargo, esta labor no es nada fácil pues no solamente depende de nuestros cuidados sino también de su entorno.

Como bien se sabe, la excelente salud de los bebés y niños depende de los hábitos de vida de sus padres, ya que a través de ellos, los menores de la casa reciben los nutrientes que potencian sus defensas y le ayudan al sistema inmunológico a estar preparado ante cualquier posible enfermedad. Aunque la alimentación juega un papel fundamental en este aspecto, los padres deben comprender que no es el único medio para crear en sus hijos un sistema inmunológico realmente fuerte.

De acuerdo con los pediatras y otros expertos en medicina infantil, existen ciertas pautas que ayudan al fortalecimiento de las defensas de los niños a partir de los alimentos que consumen. Incluso, diferentes asociaciones de pediatría a nivel mundial cuentan con manuales específicos, en caso de que el pequeño padezca de enfermedades que requieran de tratamientos intensivos y prolongados.

Klim – 300

Tips para desarrollar el sistema inmune de los niños

  1. Cuida tu higiene al momento de manipular los alimentos. Antes de cocinar o tocarlos, siempre se deben tener las manos bien limpias y desinfectadas. De igual manera, las frutas y verduras deben lavarse para eliminar la mayor cantidad de microbios posible y evitar cualquier posible enfermedad.
  2. Desde que el niño está muy pequeño, se recomienda integrar alimentos con probióticos -yogures o kefir- que ayudan a la proliferación de la flora intestinal. Además, la dieta también debe ser balanceada con fibra preibótica, encargada de controlar los niveles de azúcar en la sangre y también el peso. Este tipo de fibra está presente en el plátano o la cebolla.
  3. Cocina la mayoría de alimentos al vapor. Según los nutricionistas, este método es el que conserva mejor los nutrientes de las verduras. Los alimentos fritos, a pesar de verse deliciosos, no hacen aportes significativos a la salud de los niños. Al contrario, en exceso pueden desmejorar la salud infantil desde edades tempranas.
  4. Cada niño en casa debe tener sus propios cubiertos y platos. Así, los utensilios que se usan para comer no se comparten con adultos, quienes pueden tener alguna infección o transmitir virus a los niños sin saberlo.
  5. Es imprescindible que se integre el arroz, papas y cereales en la alimentación del niño, si se quieren aumentar las defensas. Todos ellos contienen importantes cantidades de vitaminas y minerales que no solo estimulan el desarrollo del sistema inmunológico sino que contribuyen con la evolución física y mental del pequeño.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más en De 1 a 2 años
Los comentarios están cerrados.

Lea también

Aumenta la autoestima de tu hijo

Por: Redacción Pediatría y Familia Nutrir la autoestima de tu hijo puede parecer una gran …