Consejos para el regreso a clases

3,838

El regreso a clases luego de vacaciones no es nada fácil. Esto requiere de disciplina, cumplimiento de horarios, compra de uniformes y útiles escolares, lo que exige un esfuerzo de padres e hijos.

A continuación te daremos un listado con algunas recomendaciones que puedes seguir para preparar la vuelta al colegio:

  • Retomar la rutina
    Unos días antes de iniciar el colegio, es importante imponer nuevos horarios para comer y acostarse. También se pueden preparar algunos ejercicios de conocimiento que ayudarán al niño a recordar lo aprendido y acostumbrarse de nuevo a la rutina escolar.
  • Animar la vuelta al colegio
    El regreso a clases puede producir estrés y ansiedad en los niños. Si notas que tu hijo está temeroso o decaído, apóyalo hablándole de las cosas positivas que traerá la vuelta al colegio como el reencuentro con los amigos y el aprendizaje de nuevas destrezas. Estimula su autoestima.
  • Adaptarse al colegio
    Si es la primera vez que tu hijo asistirá al colegio, su proceso de adaptación se dará de forma progresiva. Es conveniente que durante los primeros días seas tú quien los acompañe para brindarle confianza y seguridad.
  • Preparar el material escolar
    Dejar participar a los niños en la compra de los útiles escolares los hará vivir con mayor ilusión el regreso al colegio. Permíteles escoger sus cuadernos, bolígrafos, carpetas y todo el material que necesiten.
  • Preparar uniformes
    El día anterior al inicio del colegio, es conveniente dejar todo listo, zapatos limpios, uniformes y maleta. Esto evitará momentos de apuro y estrés por no encontrar algo justo antes de salir de casa.
  • Estar a tiempo
    Lo mejor es iniciar clases sin correr. Es recomendable levantarse con tiempo suficiente para alistarse y desayunar con tranquilidad. Si es posible deja lista la mesa del desayuno el día anterior, esto te ahorrará tiempo en las mañanas.
  • Tiempo de estudio
    Es importante aclarar a los niños que al iniciar las clases no pueden pasar todo el tiempo jugando.

    Este cambio se dará de manera progresiva, aunque desde el primer día no tenga deberes, puede iniciar estudiando y recordando algunos temas. Los tiempos pueden iniciar con 15 minutos e ir aumentando cada día 5 o 10 minutos más, hasta llegar a la cantidad de tiempo apropiado según la edad y deberes académicos por cumplir.

Por: Redacción Pediatría y Familia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cargue Artículos Más Relacionados

Mira además

Síndrome de Stickler afección en niños y sus articulaciones

Aunque no existe cura para el síndrome genético, los tratamientos pueden ayudar a controla…